Vive tu propósito

Tiempo de lectura, hoy una novedad editorial… Te presento el “post invitado” de Alberto Blazquez, coach y autor de “La estela de Isaac”: Vive tu propósito.

“Recuerdo hace mucho tiempo cuando tenía alrededor de 14 años que estaba junto a mi madre y mi tía compartiendo un rato con ellas en una soleada tarde de verano en Mallorca. Para aquel entonces, hablábamos entre nosotros sobre mi futuro. Mi tía remarcó que era muy importante que hiciese algo que me gustase, con propósito y que permitiese expresarme totalmente.

En ese momento pensé que mi tía no se enteraba de nada, a mí lo que me importaba era hacer dinero, mucho dinero. ¡Con eso sí que iba a ser feliz! Lo demás era secundario. Ella enfatizó que tendría que estar muchos años en el mundo laboral y que lo que hiciese debería tener un sentido real para mí, si no me iba a sentir vacío.

Resultó que pasaron los años y mi tía tenía más razón que un santo, a medida que pasé horas en el mundo laboral me acabé dando cuenta de lo verdaderas que fueron sus palabras. Lo más impactante fue que me di cuenta que no era únicamente yo quien había estado ciego, sino la inmensa mayoría de la sociedad, casi nadie llevaba a cabo su propósito o aquello que da un sentido y plenitud a su alma.

Lo interesante es que me sentía como una persona que había despertado después de pasar muchos años dormido, sin embargo justifiqué mi mediocridad diciendo que: << No era el único y que parecía ser lo normal>>. Daba la sensación de que llevar a cabo tu propósito y mostrarlo al mundo era una cursilada que alguien se había inventado pero que en el mundo real eso no ocurre.

Fue pasando el tiempo y esa opción que parecía poco probable, acabó volviéndose inevitable. A través de buenas lecturas, largas reflexiones y grandes dosis de autoconocimiento me guiaron hacia mi pasión, la cual acabó por convertirse en mi propósito de vida. Lo que parecía ser un concepto imposible, cursi y de soñadores acabó por volverse en el eje central que movía toda mi vida.

Una vez le escuché decir a Wayne Dyer que: << No te mueras con tu música sonando dentro de ti>>.

Esas palabras me impactaron enormemente. Así que para que eso tampoco ocurra en tu caso voy a darte algunos tips para dar con tu propósito.

 

Claves prácticas para dar con tu propósito de vida

Quizá suene simplista, pero la forma que a mí me funcionó para dar con el propósito que mueve mi vida fue detectar mi pasión.

Piénsalo por un instante.

El investigador que busca la cura contra el cáncer, siente pasión por lo que hace y acaba volviéndose en algo que le transciende, que va más allá de él pero que indudablemente acaba por dar sentido a sus días. O si quieres piensa en el deportista, puede sentir una pasión palpable hacia su deporte e incluso puede que en un principio sea algo puramente egóico, pero llega un momento que transciende esa postura y el objetivo se vuelve en inspirar, en implantar en la mente de otros de que <<sí es posible>>.

Y aunque estos ejemplos puedan parecer muy alejados de lo que entendemos por profesiones <<normales>>, su esencia es igualmente aplicable para los diferentes contextos de la vida. No hace falta que seas un deportista de élite o un científico brillante. Puedes ser el panadero de tu barrio que con sus acciones y mimo al detalle marque la diferencia. O el peluquero que deje fascinado a sus clientes.

La forma no es lo primordial, la esencia es lo importante.

Entonces… ¿Cómo damos con nuestras pasiones?

En mi experiencia existen dos formas principales que he podido constatar una y otra vez. Que se repiten en la mayoría de los casos:

  • Por un interés genuino
  • Por un problema, necesidad, frustración

 

Centrémonos en el primero:

Piensa en algún jugador de futbol cualquiera. Seguramente éste debió ver un balón algún día, un partido en televisión, unos chicos de barrio corriendo tras una pelota y mágicamente se despertó algo en él. Se dieron las circunstancias en donde pudo pasar tiempo y experimentar en este deporte y acabó definitivamente por convertirse en su pasión.

Esta es la forma que la gente tiene más identificada y que por lo general es vinculada con la suerte. Y en muchos caso a profesiones como el pintor, cantante, actor, futbolista y ese largo etc que parece que no están a nuestro alcance.

Ejercicio para ti: Coge un papel y haz un listado de las cosas que te despiertan interés, da igual la intensidad. Simplemente anótalas y dedícales un tiempo. Saca tiempo para comprobar cuál es la que despierta una mayor atracción hacia ti.

 

Segundo:

¿Cuántas veces no te has sentido frustrado o has sentido la necesidad de algo que no tenías en ese momento?

Me gusta poner mi ejemplo en este caso, porque de mi frustración nació mi pasión y la que a día de hoy es mi profesión. Recuerdo como con 20 años sufrí una gran crisis personal, hasta el punto de que no le veía mucho sentido a mi vida. Mi forma de pensar era destructiva, mi mundo emocional era como un caballo desbocado y me sentía desdichado.

Llegó un momento que el dolor fue tan intenso que decidí que ya no podía más y fue a partir de ese instante que me puse manos a la obra en busca de soluciones. Ocurrió que en el proceso de investigación y de transformación me apasioné del mundo del desarrollo personal y del potencial del ser humano. Me había ayudado tanto que fue un enamoramiento.

Ejercicio para ti: Al igual que en el ejercicio anterior, haz un listado de aquellas cosas que te frustran, que son problemas o que sientes algún tipo de necesidad.

Tal vez te sorprendas teniendo problemas económicos y a través de formarte en inteligencia financiera acabes por dar con una temática que te fascina. O imagínate que una persona es adicta a algún tipo de droga y tras dar con un proceso de mejora y solución, se da cuenta de que le fascina ayudar a otros a salir de ese agujero.

Como ves tu mayor desdicha puede convertirse en tu bendición.

 

Efectos secundarios de vivir alineado con tu propósito de vida

Esta es la parte que más me fascina, porque es la que siento y quiero trasmitir a otros. No hay nada que me haga conciliar mejor el sueño que toneladas de bienestar por saber que estoy donde debo estar y dedicando el tiempo en lo que de verdad es para mí.

Me gustaría también aclarar que no significa vivir en los mundos de Yuppie, hay desafíos reales, momentos de tensión, tareas que te gustan menos que otras y problemas con los que tienes que lidiar, pero comparado con el día a día de una persona desalineada de su propósito y que lleva una vida sin sentido… esto es un juego de niños.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

  • Coherencia
  • Paz interna
  • Mayor nivel de salud
  • Buen humor
  • Mejor conciliación del sueño
  • Más energía
  • Mayor abundancia económica
  • Plenitud personal
  • Oportunidades estimulantes

Y un sinfín de características que no muchos tienen el placer de experimentar a menudo.

¿Te gusta cómo se siente? ¿Te gusta lo que lees? Pues me gustaría compartir algo contigo. Recientemente acabo de escribir una novela que a través de su mensaje y enseñanzas pueda inspirar a otros a dar con su propósito y a encontrar la energía para seguir en el camino cuando las fuerzas parezcan flaquear.

Una vez escuché decir que los cuentos estaban escritos para dormir a los niños y despertar a los adultos, por esa misma razón he escrito una novela que te ayude a través de una historia a despertar uno de los aspectos cruciales de tu vida.

Si te interesa haz click en la imagen, ya sabes lo que se dice: El mejor momento fue hace veinte años, el segundo mejor momento es ahora :-)”. Autor: Alberto Blázquez Guzmán www.abcoach.es

la estela de isaac

La Estela de Isaac

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *