Tropezamos con el propio EGO

Tropezamos con el propio EGO

Las personas no consiguen aquello que desean en la vida porque están renunciando al poder que puede crearlo. ¿Y cuál es ese poder que puede crearlo?, bueno pues su auténtica entidad.La gente confunde su personalidad con su identidad real. No somos nuestro ego, aunque lo usemos.

El ser humano desconoce al 100 × 100 quien es, y cómo desconoce quien es, desconoce el poder que puede manifestar sus deseos. Y quién puede pensar eso, pues sólo puede pensar eso una identidad falsa e impotente.Cuando conectas con tu identidad real, sabes de qué eres capaz y lo materializas.

Todos tenemos una identidad inventada, le llamamos ego cuando le ponemos este nombre la gente ya sabe que me refiero. El ser humano se identifica con una identidad ficticia carente de poder; y claro, desde ese punto carente de poder, no tienen la capacidad de manifestar las cosas que desean, lo que puede hacer sólo el ego es luchar; y a veces consigue cosas el ego, es a base de lucha, de sufrimiento, de esfuerzo… Buff, qué cansino es todo esto.

Si quieres saber más, mira este video:

Después de ver el video, si te entraron ganas de seguir aprendiendo conmigo, puedes visitar mi tienda on line donde encontrarás materiales de alto impacto en tu vida y profesión:

1 comentario
  1. Ana Onieva
    Ana Onieva Dice:

    Me ha encantado el articulo, es cierto que renunciamos a nuestra verdadera identidad confundidos por nuestro ego y si fuera si, seria increíble el poder que tendríamos para lograr objetivos y también desde luego mejorar el mundo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *