No tengo pensamientos sin efectos

Así es: no tienes pensamiento neutros o sin efectos en tu realidad.

No hay nada más extraño que un pensamiento neutro, sin efectos.

 

Eso no existe en este universo, quién sabe si tal vez en otro. Cada pensamiento hace una de estas dos cosas: o bien extiende el amor o bien extiende el temor. O bien contribuye a la verdad o bien a las fantasías. O suma o resta. O te hace feliz o te hace infeliz.

El resultado neutro de un pensamiento es imposible, porque no hay pensamientos neutros, ni los más insignificantes. Todos crean algo, son como semillas, están ya en el mundo latentes y brotarán cuando las circunstancias sean propicias.

Que no veas mañana los efectos de tus pensamientos de hoy no significa que no los tengan.

 

Consejo: Aplica esta idea a cualquier pensamiento de hoy, y di mentalmente para ti… “este pensamiento acerca de……………….. no es un pensamiento neutro”.

Y en especial a los pensamientos que más te perturben, ya sean con personas o situaciones. Ésos son los que necesitan mayor control por los efectos indeseados que tendrán.

Examina tus pensamientos. Un pensamiento no examinado es una bomba de relojería. Y mientras los revisas recuerda que no tienen efectos neutros.

Consejo: Y si alguno merece ser desechado, di mentalmente: “No quiero este pensamiento, el que quiero es………………..”

Consejo: O di simplemente: “El siguiente” y pasa a otra cosa en tu mente.

CITA-EN-LA-CIMA