ucdm, Supercoaching by Raimon Samsó, aprende a ser un líder en tu ramo con mi programa experto, explota tu potencial al máximo, logra la independencia anhelada y convierte en una figura de autoridad en tu ramo. Logra todo esto mediante supercoaching, impartido por Raimon Samsó, utiliza tu conocimiento para lograr ingresos y consigue la libertad financiera y personal que tanto esperabas, ahora es el momento, comienza a emprender y suscríbete a mi página. Expresa tu mensaje y lo que tienes que decirle al mundo, comparte tu historia de éxito, como lograste la libertad y utiliza tus capacidades para lograr la vida soñada.

Entradas

No confundiré los hechos con las interpretaciones

No confundiré los hechos con las interpretaciones.

Lo primero que te diré hoy es una cosa es lo que sucede y otra muy diferente lo que nos contamos sobre los que sucede. Somos auténticas «máquinas» de interpretar.

Los hechos no son las interpretaciones y vivimos de interpretar.

Lo cierto es que una interpretación es sólo una forma de percibir un hecho. Y hay tantas formas de percibir diferentes como personas.

Es obvio que no puedo cambiar en el 100% de los casos un hecho pero sí puedo cambiar en el 100% de las veces la interpretación sobre un hecho. Saber esto te da poder. Porque el sufrimiento es opcional.

Si sufres, es que estás muy alejado de la verdad.

La tarea de hoy será examinar los hechos, la realidad que te perturba y examinar las interpretaciones sobre él para ver si son verdad o no. Esto puede hacerse por escrito y es un ejercicio muy revelador que te enseñará que a veces lo malo «no es lo que no sabes» sino «lo que sabes y no es verdad».

La verdad siempre te dará la paz.

Ahora, ¿confundes tus interpretaciones con la verdad? ¿Quieres que te de una pista? Es muy sencillo saber si hay confusión. Si sientes la más leve irritación es que estás haciendo una interpretación falsa o equivocada. ¿Cómo puedo saberlo? Sencillo: la verdad no es dolorosa nunca, sólo duelen las mentiras que uno se cuenta acerca de la verdad.

Mis problemas (todos) ya se han resuelto

Mis problemas ya los he resuelto

Asombrosa idea la de hoy, ¿verdad?

Si así fuera ¿cómo podrías estar viendo un problema cuando ya se resolvió? Para resolver de verdad tus problemas deberás primero comprender que no tienes ninguno en absoluto. Si los entiendes es que tú mismo formas parte del problema (tu mentalidad).

Y aunque creas que tienes muchos problemas -que requieren muchas soluciones distintas-, déjame decirte que tu único problema consiste en formar parte del problema (no cambiar de mentalidad).

Cambia de idea y cambiará tu vida.

Dicho de otra forma, sólo tienes un problema y sólo encontrarás una solución: poner amor donde sólo hay miedo.

Asegúrate de recordar que todos los problemas son uno sólo, y que una es la solución: vivir desde el amor y no desde el temor.

Las diferentes formas de problemas ya no podrán engañarte, y enseguida te relajarás. Un único problema, una única solución. ¿Qué elijo ver: desde el amor o el temor?

Dedica tu reflexión de hoy a considerar que desde el amor todos tus problemas ya han sido resueltos, ¿pero por quién? Por el amor, no por ti. Y te sentirás libre de problemas que ya no existen; y por tanto, no necesitan ser solucionados. Y así es como llegarás a la conclusión de hoy: comprendo que mis problemas ya se han resuelto.

No cometo errores, obtengo resultados no deseados

Puedes lamentarte porque tu pasado no fue mejor de lo que deseaste; pero en ningún caso te será posible cambiarlo. Quejarse nunca te ofrece nada bueno, ni siquiera un pasado mejor.

Tal vez cometiste errores, o mejor dicho: «resultados memorables». Seguro. Celebra tu aprendizaje, lo que llamamos: «prueba-error-acierto» como una oportunidad y no como un juego fastidioso. Los científicos usan este método y les va muy bien. No renuncian con sus errores, sino que persisten en su búsqueda del éxito. Aplícate el método científico.

No necesitas no volver a equivocarte pero si necesitas corregirte cada vez que eso ocurra. Por favor, equivócate en cosas diferentes.

Entrega tus supuestos errores y renuncia a la malsana devoción por conservarlos aunque sea en la memoria y bajo la emoción de la culpa.

Puedes incluso alegrarte por haber cometido tu cuota de errores o resultados no deseados, mejorables, por lo mucho que te han ayudado a crecer.

Recuerda que no existen los fracasos sino los abandonos prematuros y que un error es la respuesta correcta y adecuada a una pregunta equivocada. Tuitéalo.

Cada NO que recibes de la vida es un: no aquí, no ahora, no así… pero no es una negación para siempre. ¡Es una ayuda! ¿Sino cómo aprenderías cuál es la puerta correcta?

PD: si quieres más éxito, duplica tu tasa de errores. (dale este consejo a tu hijo, ¡ahora mismo!) Le harás exitoso. Creo que nos equivocamos muy poco, jugamos  ala segura y eso prueba que no jugamos a fondo. En la fórmula 1, dicen que si no derrapas es que vas lento, no vas al límite. Derrapa un poquito más, ves al límite, te irá mejor.

Si te gustó, compártelo y alégrale el día a tus amigos.

Un Curso de Milagros

Un curso de milagros. Diu un curs de miracles: «Alegra’t de tenir tants miralls per poder-t’hi veure reflectit i així veure què és el que has de canviar per trobar la teva pau interior».

El programa en parla amb Enric Corbera, llicenciat en Psicologia i especialista en Bioneuroemoció, que des de fa més de 20 anys estudia com les emocions i el canvi de creences afecten la biologia humana, i imparteix el seminari Un curs de miracles.

El programa escolta també la reflexió de Raimon Samsó, que també explica el Curs de Miracles.

Escolta aqui el programa senser amb catalá…

Si te gustado y quieres conocer a fondo Un Curso de Milagros…

Aquí tienes la información completa:
  • Webinar on line: de 10 sesiones de 19h a 20:30h. Total 15 horas lectivas.
  • Presenta: Raimon Samsó, autor de desarrollo personal y coach.
  • Cuándo:  curso de otoño on line (inicio 1 octubre 2013, final 3 de diciembre, son 10 martes seguidos).
  • Modalidad:  Curso 2013 webinar, necesitaras un PC y conexion WIFI para poder seguirlo.
  • Importe:  195 euros total.
  • Duración cada sesión: 10 Webinars de 90 minutos.
  • Contenidos por sesión:
  1. SANAR LA ACTITUD: Estoy decidido a ver las cosas de otra manera porque no soy víctima del mundo que veo.
  2. EL EGO: Qué es el ego y cómo funciona. Creencias irracionales del ego y cómo descativarlas.
  3. AMAR ES DESPOJARSE DEL TEMOR: deshacer del miedo para siempre.
  4. RELACIONES CONSCIENTES: las relaciones inter-personales y de pareja bajo la luz.
  5. EL PERDÓN: el perdón es la única respuesta y perdonar es soltar el pasado.
  6. PAZ INTERIOR: ausencia de juicios. La consecución de la paz interior ahora.
  7. DISOLUCIÓN DE PROBLEMAS: la inutilidad de la culpa y el sufrimiento.
  8. MAESTROS DE MILAGROS: ayudar  a otros con el ejemplo personal.
  9. CONCEPTOS DE UCDM Y SU SIGNIFICADO: aplicaciones reales del curso.
  10. PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE UCDM: dudas frecuentes resueltas.
Inscripción anticipada necesaria para tener plaza asegurada, puedes hacer un pago a cuenta para la reserva.
Quedo a tu disposición para cualquier información adicional.

 

Ahora sé que mis problemas ya se han resuelto…

Problemas resueltos.

¿Asombrosa afirmación, verdad?

Si así fuera, ¿cómo podrías estar viendo un problema cuando ya se resolvió? Para comprender de verdad tus problemas deberás primero comprender que en realidad no tienes ninguno. Son nada más que una declaración mental, el mundo sólo hay situaciones, hechos, la realidad.

Los problemas están en tu mente.

Y aunque creas que tienes muchos problemas que requieren muchas soluciones distintas, déjame decirte que tu único problema consiste en formar parte del problema.

Dicho de otra manera: sólo tienes un problema y sólo encontrarás una solución y es llevar el amor donde ves temor.

Asegúrate de recordar que todos los problemas son uno, y que una es la solución a todos ellos: ver los hechos, la realidad, con amor. Las diferentes formas de problemas ya no podrán engañarte y confundirte; en consecuencia te relajarás. Un problema y una solución, eso es todo. Y la pregunta que te formularás será:

«¿qué elijo para ver esto: verlo desde el temor o verlo desde el amor?»

Dedica tu día de hoy a considerar todos tus problemas como ya resueltos. Te sentirás libre de ellos, de hecho no existen, y llegarás a la conclusión de que: comprendo que mis problemas ya se han resuelto.

Si te gustó, compártelo y deja tu comentario.

Vivir desde el amor o el temor

Vivir desde el amor o el temor.

Te comparto este programa sobre el amor, en la radio, programa Pensamiento Positivo en el que participe presentando mi libro Taller de amor. Espero que escucharlo te ilumine el día.

Tengo siempre el poder de decidir

Tal vez te parezca algo presuntuoso pues quizás crees que aún hay ocasiones en las que «no tienes elección». Seguro que hay hechos que no puedes cambiar, personas y circunstancias que son diferentes a lo que te gustaría… pero siempre puedes elegir qué piensas y cómo te sientes ante un hecho. Ahí está la libertad: no el lo que vives sino en cómo lo vives.

Lo malo es que confundes los hechos con las historias que te cuentas sobre esos hechos.

Hoy te propongo recuperar tu poder de decidir cómo eliges ver tu mundo. Eso ya es cambiarlo de alguna manera. Ten en cuenta que una opinión siempre se puede cambiar; y que siempre puedes decidir o elegir cómo vas a vivirlo. Las opiniones solo son eso y no tienen porque ser verdad.

No discuto cual es la realidad, sino cuál eliges que sea la tuya. Hay muchas realidades, esto es lo que has de entender. Tal vez todas sean igual de verdad o de mentira, da igual. A la hora de elegir, yo siempre me quedo con la elección que me proporciona más paz interior. Y esa pasa a ser mi verdad.

Nadie siente temor, a menos que sea lo que ha elegido sentir. Nadie siente aflicción a menos que sea lo que ha elegido sentir.

Repasa tus elecciones y decide volver a elegir para sentirte en paz contigo.

Recapitulado la idea de hoy: Tengo siempre el poder de elegir. Y esto no es engreimiento sino la humildad de aceptar que lo que vivimos es lo que elegimos.

Compártelo con alguien que sufra, te lo agradecerá.

CITA-EN-LA-CIMA

Mis pensamientos afectan a todos

Mis pensamientos afectan a todos.

Parece sorprendente pero quisiera que te pararas a pensar que: El mismo acto de pensar y sus efectos son inseparables y simultáneos.

Sería incomprensible que causa y efecto estuvieran separados; del mismo modo, un pensamiento y su resultado no pueden estarlo. Reflexiona en ello. Por ejemplo, cada vez que piensas en la palabra «paz» creas un efecto: te unes a las personas que viven por la paz. Ese es el efecto. Y la paz es tuya.

La segunda cosa increíble que te diré hoy es que todas las mentes están unidas a algún nivel sutil, y más aún en la de quienes han interactuado antes. Las personas que conoces son sensibles a lo que piensas y recíprocamente.

Hoy quisiera que renunciaras a tus pensamientos privados y que aceptaras que tus pensamientos, todos, hasta el más pequeño, afectan a todos. Y es por ello que te pido que tus pensamientos sean pacíficos y amables. Porque tus pensamientos van a tocarme.

Te propongo la ecología mental como un proyecto común: no ensuciemos el mundo con pensamientos negativos.

Cada vez que lo desees, acuérdate de esto: «este pensamiento, y todos, afecta a los demás».

Por supuesto que funciona igual a la inversa pero tú solo puedes cambiar lo que pones en tu mente y nada más.

Recapitulando la idea de hoy: mis pensamientos afectan a todos.

CITA-EN-LA-CIMA

Este día le pertenece al amor por lo que no tendré miedo de nada

Miedo a nada, porque este día le pertenece al amor.

Por extraña que parezca la idea de hoy, entregar tu jornada a la paz interior es lo mejor que puedes hacer para conseguir la felicidad que tanto anhelas.

«Hoy estoy decidido a pasar un día en perfecta calma».

Y si en mi jornada aparece algún asunto perturbador, lo descartaré para recobrar mi paz; y me recordaré que la verdad nunca hace sufrir, sino que son las mentiras sobre la verdad lo que me llevan al sufrimiento.

De modo que hoy me recordaré que lo que me perturba es debido a una percepción errónea. Deberé cambiar mi percepción y no lo que llamo realidad, pues allí no hay nada que me perturbe, el problema está en mi valoración de lo que veo allá fuera.

Lo segundo que me diré es que no tendré miedo a nada y para ello repetiré en mi mente y en silencio:

«No hay nada que temer».

En realidad nunca hay nada en absoluto que temer. Si no puedes aceptarlo es que vives secuestrado por el sueño que sueñas, y en ese sueño o pesadilla, el miedo es tu inspiración. No el amor.

«Es verdad que no hay nada más temible que el miedo mismo».

Así que hoy dedico esta jornada al amor, a la paz interior, y a no temerle a nada. Al final del día revisaré cómo me he sentido y si ésta es la clase de vida que quiero para mí.

 

Hoy no le daré valor a lo que no lo tiene

La sociedad occidental en que vivimos hace una sobre oferta de cosas materiales con el ingenuo propósito de hacernos felices. Son tantas que uno podría pensar que pide demasiado a la vida; y lo cierto es que pide demasiado poco de lo que es valioso de verdad y demasiado de los que son baratijas.

Cada vez que uno se comporta como un consumidor compulsivo está generando frustración pero no felicidad. Y llegamos a la gran verdad: la personas que no son felices no porque no puedan serlo sino porque buscan la felicidad en lugar equivocado.

Llagados a este punto, uno podría pensar que tan solo un poco más de lo deseado, más compras y todo se arreglaría y estaría bien.

Es una huida hacia delante, hacia ninguna parte. Tengo 5 palabras para explicarlo.

«Ninguna cosa te puede hacer feliz»

Valdría la pena repasar si uno desea de varead las cosas que dice querer conseguir. Porque tal vez le distraen de enfocarse a lo que cuenta de verdad.

Cada elección o bien aporta paz o bien aporta conflicto. Cuando elegimos lo empieza y acaba, vemos que no vale la pena: un valor temporal no tiene valor alguno.

«Si lo que deseamos se lo negamos a otra persona, nos lo negamos a nosotros»

Por todo eso, hoy no le daré valor a lo que no lo tiene.