Juzgar, Supercoaching by Raimon Samsó, aprende a ser un líder en tu ramo con mi programa experto, explota tu potencial al máximo, logra la independencia anhelada y convierte en una figura de autoridad en tu ramo. Logra todo esto mediante supercoaching, impartido por Raimon Samsó, utiliza tu conocimiento para lograr ingresos y consigue la libertad financiera y personal que tanto esperabas, ahora es el momento, comienza a emprender y suscríbete a mi página. Expresa tu mensaje y lo que tienes que decirle al mundo, comparte tu historia de éxito, como lograste la libertad y utiliza tus capacidades para lograr la vida soñada.

Entradas

Dejar de juzgar es una liberación

 

Paradójicamente se nos educa para tener «buen juicio» y de hecho nos pasamos la vida juzgando a otros, y de este modo condenándoles, y luego revisando que se cumpla «el castigo o condena». Esto no solo es muy estresante sino que es absurdo.

Aplicar la ley no es nuestra función en la vida.

Por supuesto, no me refiero a las leyes del mundo y a las de sus juzgados, que hacen lo que pueden dado el actual nivel de conciencia de la humanidad. Me refiero a esos juicios que se dictan en nuestras mentes contra las personas o situaciones.

Como decía, juzgar no solamente es absurdo sino que juzgar es imposible porque para poder juzgar uno debería conocer una cantidad infinita de detalles (el  pasado y el futuro) ¿Y quién sabe todo eso? Nadie. ¿Cuántas veces hemos juzgado y al poco nos damos cuenta de que nos equivocamos? Muchas.

Hoy te propongo renunciar a juzgar no como una renuncia sino como una liberación y un alivio de esa pesada carga.

Entiende que renuncias a una ilusión, es decir a nada. Y eso no puede ser un sacrificio sino una liberación del autoengaño.

Ahora te diré algo que tu corazón sabe: no es difícil renunciar a los juicios. Lo que sí es difícil es vivir aferrado a ellos y pasarse la vida atacando mentalmente a los demás.

Recapitulemos la idea de hoy:

Dejar de juzgar es una liberación, por lo tanto hoy decido no juzgar a nada y a nadie.