Entradas

Descúbrete a ti mismo en el Yo Soy

Para evitar todos nuestros sufrimientos, creo que deberíamos saber quiénes somos en verdad; es decir, llegar al Yo Soy real.

Si descubrimos el ser esencial que en verdad somos descubriremos un Ser: capaz, potente, ilimitado, infinito, completo, libre de sufrimiento, libre de miedo… ¿No vale acaso eso la pena? Es lo que todos andan buscando pero le llamaban “felicidad” sin darse cuenta de que lo que más necesitaban era descubrirse a sí mismos en el Yo Soy.

Ese auto reconocimiento es la  primera labor que tiene ante sí un ser humano, antes de nada debe saber quien es y por tanto también así reconocerá a los demás. Cuando uno sabe quién es, sabe también quién tiene delante no.

Cuando uno sabe realmente quien es, vive desde el Yo Soy, deja de identificarse con su identidad construida, el rol que inventó: de padre o de empleado, de un cuerpo, de sus ideas, gustos, aversiones… solo entonces sabe realmente quién es, sabe que es un Ser de consciencia, y entonces su vida continúa con sus imperfecciones que ahora le parecen perfectas o irrelevantes.

Sobreviene la paz.

Si quieres saber más, mira este video:

SuperCoaching: 3 consejos muy valiosos

Un cambio de mentalidad es lo necesario para proporcionarnos todo lo que necesitamos. O en otras palabras: un cambio de conciencia o nivel de conciencia.

¿Qué es el supercoaching?, es el coaching de la conciencia, es un híbrido entre mente y conciencia, el mensaje aquí es que el éxito no es lo que haces sino quien eres.

El supercoaching es una tarea individual, una introspección, descubrirte. Pero no desde el nivel más superficial, desde la mente, sino la conciencia. El coaching espiritual no busca cambios en el mundo sino en convertir la interpretación en conocimiento. Hacer cosas está bien pero hay algo mejor y es manifestarlas. Conseguir objetivos está bien y hay algo aún mejor: descubrir el código de la manifestación en ti.

El cambio debe de ser individual, el cambio que queremos ver empieza en uno mismo.

A veces le damos demasiado valor a las cosas y a lo que hacemos y muchas veces no le prestamos atención a lo que somos. Es decir, a la clase de persona que somos, como a vemos, como la vivimos.

Las personas que tienen más éxito son las que han descubierto que trabajando en ellas mismas, consiguen más que haciendo cosas.

Recuerda que debes amar el cambio, buscarlo, enfocarte a auto descubrirte, saber quien eres de verdad, esto es la clave. Busca siempre la excelencia, reinventarte, busca ser una mejor persona en todos los sentidos.

Veamos solo 3 estrategias para alcanzar el éxito, la paz, la felicidad:

La primera estrategia es el cambio personal, no te conformes con el de siempre o en ser tú, sé alguien mejor.

La segunda estrategia, es una estrategia con un plan de acción. Sin tienes un ideal de vida, más te valdrá tener una estrategia para esa vida ideal. Planes sencillos y ambiciosos de vida y diseñar esa vida ideal. No solo en el ámbito profesional, sino también en el ámbito personal. Modela, aprende de los que saben, fíjate en las personas que han logrado lo que tú buscas, consigue asesoría, mentoría, coaching, supercoaching… Relaciónate con gente que te puede enseñar cosas, rodéate de personas exitosas.

En un años serás lo que el promedio de las personas con las que te relacionas hoy.

La tercera estrategia, es poner en práctica el plan de mejora. Las personan tienen sueños, planes y a veces no los ponen en marcha. Falta pasar a la práctica… y no te preguntes “¿cómo?” pues nadie lo sabe, lo descubrirás en medio de la acción. Da un paso para que los siguientes se revelen… En esto, te recomiendo crear buenos hábitos, mini hábitos tal vez, hacia el cambio deseado. Por insignificante que sea el hábito, si es sostenido, definitivamente te llevará a cosas muy buenas, a resultados muy positivos en tu vida.

 

Si quieres saber más de este tema consejos mira este video:

Lectura recomendada:

Cúal es la importancia de la Inteligencia Emocional en nuestras vidas.

La inteligencia emocional es la capacidad de entender, reconocer y gestionar las emociones. Cuando desarrollas inteligencia emocional desenvolverte en el entorno social es más fácil, ya que no solo se trata de tus emociones propias sino de reconocer la de los demás.

Lo normal es hablar solo de inteligencia intelectual, que es la que desarrollas durante las distintas etapas de educación, sumado a los años de experiencia laboral.

Es, al parecer, la única que realmente importa a lo largo de la vida. Vale más ser el mejor en las notas que ser una persona capaz de reconocer sus emociones y gestionarlas, o por lo menos eso es lo que parece.

Sin embargo, el conocimiento y las habilidades intelectuales en sí, no son suficientes para el desempeño exitoso de la vida, tanto a nivel personal como a nivel laboral.

El mundo no se construye desde la dimensión individual, sino desde la social, y en ambos casos tu deber es servir. Y son las personas que poseen inteligencia emocional los que logran marcar una diferencia positiva con sus acciones.

Cuando posees inteligencia intelectual puedes ser capaz de elaborar el mejor producto en el mercado pero no saber lidiar con las personas para venderlo, o ser el trabajador más eficiente, con mayor preparación y pasar años detrás del mismo escritorio mientras otros menos hábiles ascienden o emprenden negocios exitosos.

Existe la figura del “cateto emocional”. Glups.

Y siempre encontramos personas menos hábiles técnicamente hablando, y sin embargo son más exitosas, ¿por qué? no se trata de que estas personas nacieran con dones especiales, sino que a lo largo de su vida, han desarrollado aptitudes y actitudes que fortalecen áreas como la inteligencia emocional.

 ¿Qué tan beneficiosa puede ser la Inteligencia Emocional?

La respuesta corta es: ¡Bastante! Son tantos los beneficios, que de hecho, si cada beneficio fuese una semilla, florecería un frondoso jardín con actitudes impulso en la carrera y en cualquier área en la que te desenvuelvas.

La inteligencia emocional es el cimiento de habilidades claves como:

  • Gestión del tiempo.
  • Toma de decisiones.
  • Tolerancia al cambio.
  • Comunicación efectiva.
  • Flexibilidad de pensamiento.
  • Consciencia y Autoconocimiento.

Ahora bien, conociendo entonces lo que es la inteligencia emocional y alguno de sus innumerables beneficios, es hora de enfocarte en desarrollar 2 habilidades clave que te van a llevar a conseguir la libertad financiera, haciendo uso de tus emociones:

1. Fortaleza mental

La fortaleza mental es esa particular, única, combinación de: pasión, tenacidad, y compromiso interior, que te permite abrazar tus metas hasta hacerlas realidad.

Cuando de emprender se trata, la mayoría de las personas desertan, ya sea antes de empezar siquiera, o cuando después por temor al fracaso.

Entonces, ¿cuál es el común denominador?, pues que estas personas carecen de fortaleza mental, no hacen lo que algunos no se atreven a hacer a pesar de las dificultades.

Si quieres fortalecer tu mente, aliméntala con los siguientes hábitos:

  • Comete errores, muchos, vuelve a intentarlo y no vaciles: los emprendedores más exitosos, no pierden tiempo ni energía en sus fracasos, ellos más bien los ven como pequeños traspiés, necesarios pasos en el proceso de alcanzar sus metas. Estás en modo beta, ¡Recuérdalo!
  • Controla tus emociones: sin duda los pensamientos negativos no te dejan pensar claramente; así que debes comprender que las emociones no engañan, lo que si puedes es manejarlas efectivamente y mantenerte en control. ¡Actitud positiva!
  • Toma las decisiones que tienes que tomar: ya sea planteándote las decisiones o haciéndote preguntas poderosas con respecto a tu situación, administra tus decisiones y descarta aquellas que no sean prioritarias. 
  • Siempre en pie: una vez le preguntaron a Muhammad Ali – boxeador estadounidense- cuántos abdominales hacía, y el respondió que empezaba a contar solo cuando le dolía, que los primeros no importan…, y así es en la vida de éxito, cuando el proceso se hace más doloroso – difícil – es cuando mayor empeño debes tener.
  • Se amable siempre: incluso hasta con los que son groseros contigo, no se trata de que te pasen por encima, sino que los demás no definen la persona que quieres ser.
  • Por encima de todo, sé siempre responsable de tus acciones: demuestra que tu enfoque en las metas vale más que tu ego, de hecho la gente siempre tiende a recordar más como afrontaste el problema, a cómo fue que lo causaste.

2. Enfoque a la acción

Desarrollar enfoque a la acción va de la mano con el desarrollo de la fortaleza mental, debes conocer los hábitos que te ayudarán a ejecutar las acciones para actuar en consecuencia y conseguir la libertad financiera que tanto deseas.

  • Siempre gestiona tu tiempo: no te dejes llevar por la dictadura de lo “Urgente”, y dejar que cosas pequeñas sin importancia se apropien de tu tiempo, delega y enfócate en lo que solo requiere de tu tiempo y atención para la obtención de resultados.
  • Di “No” sin miedo cuando sea necesario: una de las razones por las que muchas personas se estancan en el proceso de enriquecimiento, es el no saber decir que “No” adecuadamente, pensando que puede resultar grosero; sin embargo, “No” es una palabra poderosa que evita que te llenes de compromisos que luego no querrás manejar. 
  • Mantente positivo: todo el mundo te lo ha dicho, pero no debes irte al extremo de caer en ideas fantasiosas, sin entender que ser positivo es un desafío que requiere enfoque, intención y compromiso.
  • Pide ayuda cuando la necesites: puedes tener muchos conocimientos en lo que te apasiona, y seguro sabes cómo servir a los demás y, pero debes aprender que otros pueden hacer esas cosas por ti. 
  • Asóciate con ganadores: me refiero a personas con las que tengas metas en común y sobre todo valores, que te inspiren, que te impulsen a mejorar.

“Vive como si fueras a morir mañana y aprende como si fueras a vivir por siempre” – Mahatma Gandhi.

A lo largo de tu aprendizaje sobre inteligencia emocional irás adquiriendo otras habilidades que te llevarán hacia el éxito,  la libertad.

Y para acabar, una recomendación en mi video escuela:

dinero, dinero feliz

Exito o Excusas, has de escoger

TRES IDEAS PODEROSAS:

  1. LAS EXCUSAS TIENEN BENEFICIO A CORTO PLAZO Y PERJUICIO A LARGO PLAZO. ES PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA. PARECEN PROTEGERTE PERO TE PERJUDICAN. ES SEGUIR EN LA ZONA COMODA, QUE SE VOLVERA MUY INCOMODA. LAS TIENEN LOS ADICTOS A LA GRATIFICACION INMEDIATA. PERO NO LA GENTE DE EXITO.

 

  1. NO PUEDES TENER ÉXITO Y EXCUSAS A LA VEZ, HAY QUE ELEGIR: O ÉXITO O EXCUSAS. NADIE QUE HA LOGRADO ALGO SE PONIA EXCUSAS NI SABIA COMO LOGRARLO. LO AVERIGUÓ. LO HIZO. PUNTO. NO SE CONTO EXCUSAS. EL HABITO DE LAS EXCUSAS PUEDE CAMBIARSE POR EL HABITO DE PASAR A LA ACCION. TAN SENCILLO COMO ESO.

 

  1. LA EXCUSA ES LA AUSENCIA DE RESPONSABILIDAD Y DE DISCIPLINA (LOS DOS ANTIDOTOS DE LA EXCUSA). SIEMPRE PARECE QUE ALGO AJENO IMPIDE CONSEGUIR ALGO DESEADO. SIEMPRE HAY CULPABLES: CONTEXTO, PERSONAS, DESTINO, OBSTACULOS… SOBRA DISCIPLINA CON OBLIGACION, FALTA DISCIPLINA CON DEVOCION.

 

TRES PREGUNTAS PODEROSAS:

  1. ¿QUE FALSA CREENCIA HAY DETRAS DE LA EXCUSA?
  2. ¿COMO ES MI VIDA DEBIDO A MIS EXCUSAS?
  3. ¿COMO SERIA MI VIDA SIN EXCUSAS?

 

UNA TAREA:

  1. EN LUGAR DE BUSCAR RAZONES PARA NO HACER ALGO, SE TRATA DE BUSCAR RAZONES PARA HACERLO ( PASAR DE LA EXCUSA A LA MOTIVACION O CONVERTIR LA EXCUSA EN UNA CONTRA EXCUSA):

 

SOY MAYOR- LA EDAD NO ES IMPEDIMENTO

ES DIFICIL – OTROS LO HAN HECHO

NECESITO SUERTE – LA SUERTE SE CREA

ES ARRIESGADO – ES MAS ARRIESGADO NO CAMBIAR

NO SE COMO – NADIE LO SUPO POR ANTICIPADO

NECESITO APRENDER ANTES – SE APRENDE HACIENDO

 

UN EJEMPLO:

CONOZCO MUCHOS AUTORES NOVELES QUE RETRASAN LA CONCLUSION DE SU PRIMERA OBRA CON EXCUSAS ( CUANDO TENGA TIEMPO, ANTES ME FORMARE, ALGUN DIA, CUANDO ME JUBILE…) PARA NO FRACASAR. ES EL MIEDO AL FRACASO LO QUE GENERA SUS EXCUSAS (PREFIEREN NO HACERLO POR TEMOR A EQUIVOCARSE) CUANDO EL UNICO ERROR ES NO EQUIVOCARSE PORQUE ES LA UNICA MANERA DE APRENDER A ESCRIBIR UN LIBRO.

ABAJO LA ENTREVISTA EN CATALAN…

Com cada dilluns, ha vingut el Raimon Samsó, el nostre coach de capçalera.

Avui parlem de l’èxit i les excuses, dues condicions incompatibles entre sí, com l’aigua i l’oli.

“No podem tenir èxit i excuses al mateix temps. Hem d’escollir”.

Entrevista en catala a Punt Avui televisio:

 

 


 

SI QUIERES AVANZAR, VEN AL PROXIMO EVENTO EN PRESENCIAL SOBRE COACHING…

 


 

Manifestar Deseos con el decreto: “YO SOY”

 

 

En esta conferencia del 14 de Diciembre 2014 Raimon Samsó compartió la parte sutil, la más importante en un proceso de superación dentro de las técnicas del SuperCoaching 2.0 que bien pueden aplicarse a cualquier situación en cualquier etapa de la vida.

Verdaderamente, un regalo para todos los asistentes que compartimos esta gran ocasión.

Dice Raimon Samsó:

¿Sabes cómo es la vida de una persona que desea conseguir algo en su vida y no sabe cómo hacerlo? Ambos lo sabemos porque lo hemos experimentado y mi misión es evitar esa dolorosa experiencia a cuantas más personas mejor.

Yo también estuve frustrado por no acceder al estilo de vida que deseaba. Pero hoy puedo decir que vivo la vida que soñé, y soy más feliz de lo que pude imaginar manifestando uno tras otro mis deseos y sueños porque he sintetizado la plantilla de los deseos cumplidos y te entregaré en el video.

Casi todos hemos tenido los mismos problemas:

No sé por dónde empezar y no tengo los pasos claros, no sé cómo…
Temo no conseguirlo y fracasar…
No siento apoyo por parte de mi entorno, me siento solo/a en esto…
No tengo confianza en mí mismo…

Manifestar deseos… ¡se puede aprender! Déjame ayudarte con el método que yo uso a diario.

Aquí tienes el video: “Deseos Cumplidos” o cómo manifestar tus deseos, sin hacer nada de nada, activando el nivel de conciencia adecuado.

Yo hice realidad mi mayor sueño: ser autor, ser libre, vivir y trabajar donde quería… y más.

En el vídeo, te revelo lo necesario para crear un gran sueño, ¿quieres hacer real el tuyo?

Qué beneficios tiene ver el vídeo completo:

• Aprenderás un método probado, antiguo pero ignorado, que funciona.
• Auto revelar tu verdadera identidad y potencial.
• Aplicar el SuperCoaching en tus objetivos personales y profesionales.
• Cambiar el nivel de conciencia limitante que te está obstaculizando conseguir lo que deseas.

Un día me enteré que en el mundo hay 14 montañas de 8.000 metros de alto y me prometí a mí mismo que yo “escalaría” o escribiría 14 libros (para mí, escribir un libro es como subir al Everest). Mi primer libro se editó en 1995 y en 2014 se publicó mi libro número 14.

¡Lo he conseguido! He escrito 14 libros, he “subido” 14 “ochomil”. Promesa cumplida.

Ahora desde la cima, veo que lo importante ha sido el proceso de creer en mí, vivir por mi pasión, y de no hacer caso a los que me decían que yo no podría. Pues sí he podido”. Raimon Samsó.

¡¡¡ Si te gustó el video compártelo !!!

Levántate temprano y tendrás éxito

Las primeras horas del día son las más importantes de tu jornada. Siempre, cada día. ¿Puedes permitirte el lujo de desaprovecharlas?

En este post, las razones por las que las personas que madrugan, y se enfocan a su prioridad, son las personas de más éxito y que consiguen sus metas (ya sea escribir un libro, cuidar de sí mismas o sacar adelante un negocio propio desde casa).

Una persona de éxito se levanta tres horas antes en comparación a una persona promedio.

 

Tres horas extra al día, en la calma del amanecer, es una ventaja insalvable para su competencia o el resto de los mortales. Son una eternidad, un plus insuperable. Imagina leer durante dos horas cada día más una hora extra de meditación y yoga. Exacto: te hace imbatible.

¿Qué más se puede hacer antes de la salida del sol?

  • ejercicio: sal a correr o haz yoga en casa
  • lee buenos libros
  • medita
  • programa el día
  • responde emails
  • escribe tu libro
  • desayuna espléndidamente
  • trabaja en tu mayor sueño
  • conecta con tu pasión
  • escribe en tu blog (como yo ahora mismo)

Si eres un pequeño emprendedor, puedes planificar tu jornada, crear estrategias, centrarte en las prioridades.

Madrugar y aprovechar esas primeras horas tiene ventajas:

  • no tendrás distracciones
  • rindes más, estás más fresco
  • nadie te interrumpe
  • sientes que estás avanzando
  • consigues una delantera insalvable
  • marcas la tendencia del día
  • dispones de más tiempo, de más vida
  • la tranquilidad de saber que el día te cunde
  • puedes contemplar el amanecer cada día
  • puedes escuchar el silencio

¿Y dormir? Tranquilo, ya dormirás cuando mueras, hay tiempo para eso. Por ahora…

Entra en el club de la “gente de la mañana”, los triunfadores.

 

Toda la gente a la que admiro, se levanta incluso antes que yo, que ya es decir.
No es extraño que hagan lo que hacen y consigan lo que consiguen. No es suerte. No son genios. Son personas aplicadas, enfocadas, disciplinadas.

Hay cosas que NO te recomiendo hacer por la mañana (déjalo para más tarde):

  • ver noticias en internet o en la TV
  • trastear en las redes sociales
  • escuchar la radio
  • navegar en internet
  • tareas anodinas o mecánicas
  • limpiar la casa

Son tus horas de alto rendimiento, dedícalas a lo prioritario, a crear tus sueños más salvajes, a prepararte para el éxito en una faceta personal o profesional. Por lo tanto, haz ver a tu familia que ese tiempo es tuyo y que no deseas que lo invadan con peticiones.

No puedes comprar más tiempo pero puedes aprovechar el que tienes. La vida está hecha de tiempo, el tiempo es la materia prima de la vida, el tiempo es vida: úsalo intensamente. Cuando se va ya no vuelve. Es tu mayor riqueza. Sé más rico dándote más tiempo.

Y si no eres de mañanas, empieza creando el hábito de madrugar en tramos de 15 minutos. Añade cada semana 15 minutos a tus horas de la mañana. En mi caso, me levanto entre las 5:30h y las 6h. A veces antes. Y no tengo que cumplir con ningún horario de trabajo y además trabajo en casa… ¿imaginas de cuánto tiempo dispongo antes de que se levante el resto de mi tribu?

Quiero que cumplas tus sueños, te enseñaré cómo.

No cometo errores, obtengo resultados no deseados

Puedes lamentarte porque tu pasado no fue mejor de lo que deseaste; pero en ningún caso te será posible cambiarlo. Quejarse nunca te ofrece nada bueno, ni siquiera un pasado mejor.

Tal vez cometiste errores, o mejor dicho: “resultados memorables”. Seguro. Celebra tu aprendizaje, lo que llamamos: “prueba-error-acierto” como una oportunidad y no como un juego fastidioso. Los científicos usan este método y les va muy bien. No renuncian con sus errores, sino que persisten en su búsqueda del éxito. Aplícate el método científico.

No necesitas no volver a equivocarte pero si necesitas corregirte cada vez que eso ocurra. Por favor, equivócate en cosas diferentes.

Entrega tus supuestos errores y renuncia a la malsana devoción por conservarlos aunque sea en la memoria y bajo la emoción de la culpa.

Puedes incluso alegrarte por haber cometido tu cuota de errores o resultados no deseados, mejorables, por lo mucho que te han ayudado a crecer.

Recuerda que no existen los fracasos sino los abandonos prematuros y que un error es la respuesta correcta y adecuada a una pregunta equivocada. Tuitéalo.

Cada NO que recibes de la vida es un: no aquí, no ahora, no así… pero no es una negación para siempre. ¡Es una ayuda! ¿Sino cómo aprenderías cuál es la puerta correcta?

PD: si quieres más éxito, duplica tu tasa de errores. (dale este consejo a tu hijo, ¡ahora mismo!) Le harás exitoso. Creo que nos equivocamos muy poco, jugamos  ala segura y eso prueba que no jugamos a fondo. En la fórmula 1, dicen que si no derrapas es que vas lento, no vas al límite. Derrapa un poquito más, ves al límite, te irá mejor.

Si te gustó, compártelo y alégrale el día a tus amigos.

Por qué “recomiendo” unos padres exitosos para tener éxito

Padres emprendedores, hijos emprendedores

¿El mejor método educativo? Hay muchos, unos mejores y otros peores, hasta los hay que llegan a lo nefasto. Pero el mejor método educativo es el “ejemplo”, sin duda. Dar ejemplo con el testimonio personal, real, cercano, vivido… no falla nunca.

Los hechos no engañan, la palabras a menudo sí. Muchas veces cuando alguien me pregunta cómo le van a ir las cosas, le pido que me muestre su agenda del año pasado y le “adivino”, con poco o ningún margen de error, su futuro: su próximo año. Los hechos, sus actividades, sus tareas… son como semillas que brotarán en el corto y medio plazo. Yo no cobro por adivinar el futuro porque es demasiado fácil. Me basta con examinar sus agendas y no me falla.

Nuestra vida es el resultado de muchas decisiones y acciones que se hemos tomado antes y también de las que no hemos tomado nunca. 

Con los hijos, el valor del ejemplo es mayor aún. Porque ellos son muy listos, llevan incorporado un detector de mentiras que sólo desconectan al llegar la Navidad. Ellos se quedan con lo que hacen sus padres no con lo que les dicen sus padres. Ejemplo: si un padre o madre le dice a su hijo/a: “lee más, hijo” y esa criatura no ve un libro en casa ni por asomo (salvo algo parecido como son las páginas amarillas), ni ve a su madre y padre coger un libro…¿qué creen que hará el hijo/a? Exacto: conectarse a la play station.

No es lo que les decimos, es lo que les mostramos lo que van a aprender.

El peor consejo que he oído es: “Hijo estudia mucho, búscate un empleo, trabaja duro y jubílate que alguien cuidará de ti”. Qué locura. Lo de estudiar está bien, aunque la formación convencional no es ni suficiente ni garantiza nada como ocurría antaño. Lo de buscar un empleo me parece pésimo. ¿Por qué esta obsesión de tener un jefe, un horario y una nómina?, no dejo de preguntármelo. El final del cuento es peor, porque todo apunta a que en el futuro nadie se va a ocupar de ti.

La alternativa es emprender un negocio propio.

Pero, ¿qué hijo va a emprender si en casa todos están empleados? ¿Dónde está el ejemplo real, vivido, de primera mano? En ninguna parte. Sería un consejo “de oídas”, teórico.

¿Quiere ser su propio jefe? Pague entonces el precio y descubra su auténtico valor. No se escude en lo falsamente seguro, se empequeñecerá y hará lo mismo con los que estén a su alrededor. Hoy le preguntamos a un/una joven qué quiere ser y responde: “funcionario/a”. Angelito/a. Ni se le pasa por la cabeza la opción de empresario/a, emprendedor/a, agente libre, freelance o lo que sea…

No le enseñe a su hijo/a que ser funcionario es un chollo, dentro de poco será probablemente una auténtica pesadilla. No le anime a lo fácil y seguro, sino a lo complejo e incierto, es así como se gestan los personajes que lo cambian todo para siempre.

Me preocupa que se enseñen en las escuelas cosas que nunca se van utilizar en el mundo real.

Me preocupa que se enseñen oficios que no existirán dentro de cinco años.

Me preocupa que se subvencionen industrias que tienen los días contados.

Me preocupa que las personas no se den cuenta que si por muchos años hay un enorme bajón de empleos disponibles, y no encuentran empleo, tendrán que crearlo ellas mismas (sí, me refiero a emprender, a crear algo de valor y a servir a otras personas). Si no encuentran trabajo tendrán que “inventarse” su trabajo. ¿Tanto cuesta darse cuenta?

A los padres y madres les animo a atreverse a vivir por un proyecto ilusionante, que concuerde con sus valores, que les exija ser creativos, apasionados, disciplinados, persistentes, estudiosos, pacientes, serviciales, autónomos, libres… porque eso es lo que enseñarán a sus hijos y no otra cosa.

Todos esos valores, hábitos y actitudes ante la vida, en este caso profesional, es lo que convencerá a los jóvenes más que mil palabras. Les animo a regalar más libros y menos video juegos, a valorar más el esfuerzo y menos la comodidad, a valorar la retribución diferida y no la inmediata.

Seamos aquello que queramos ver en el mundo, no es un pensamiento mío, lo dijo M. Gandhi: “sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. Por eso “recomiendo” unos padres exitosos para tener éxito.

Si te interesa emprender una profesión de éxito, visita: www.institutodeexpertos.com y averigua cómo tener más éxito.

Por qué no existen errores, sino “resultados no deseados” que enseñan

Hace años, un hombre de gran éxito afirmó que para conseguirlo uno debe “duplicar su tasa de errores”. Cuando lo pensé, me di cuenta de que yo me había “equivocado muy poco” en mi vida, demasiado poco, apenas había arriesgado; y en consecuencia, mi vida podía calificarse de mediocre.

Allí estaba yo cuestionándome, aquel hombre aconsejaba justo lo contrario a lo que aprendí en la escuela, donde me enseñaron a evitar los errores. Desde ese momento me atreví con lo imposible tras declararlo probable y más tarde posible.

 

Sinónimos de error:

  1.  Aprendizaje… en curso
  2. Oportunidad… para mejorar
  3. Corrección… de método
  4. Retraso… necesario
  5. Prueba… de persistencia

Si volviese a empezar, me exigiría a mí mismo “cometer más errores”, esa sería la señal inequívoca de avance en territorios nuevos e inexplorados. Está claro que “cometer más errores” no significa cometer siempre los mismos errores, eso no sería el prólogo del éxito, sino de la estupidez. Equivocarse, sí pero en cosas diferentes y con el objetivo de aprender. Así que decidí firmemente “duplicar mi tasa de errores” para duplicar mi tasa de éxito. En realidad, nada hace fracasar tanto como el éxito.

Al éxito se llega después de obtener algunos resultados que algunos llaman injustamente fracasos.

Siempre puedes lamentarte porque tu pasado no resultó un poco mejor; pero en ningún caso, es posible cambiarlo. Tal vez cometiste errores, o mejor dicho: “resultados” mejorables. En realidad, nunca fuiste imperfecto. Te invito, en esta lectura, a declararte perfecto -aún sino conoces el aspecto de la perfección- y se excluirán todas tus supuestas imperfecciones.

Cada “resultado” lleva adherida una oportunidad de transformación. Celebra pues el proceso de aprendizaje llamado “prueba-error” como un medio para la elevación de tu conciencia y no como el fastidioso juego de los castigos. No necesitas no equivocarte nunca más, pero sí aprender a corregirte cada vez que eso ocurra. Entrega tus supuestos errores y renuncia al insano hábito de conservarlos.

Batería de preguntas para desarticular el miedo al error:

  • ¿Hasta qué punto estás dispuesto a cometer errores?
  • ¿En qué medida te importa  la opinión de los demás?
  • ¿Qué es lo peor que puede ocurrir si fallas en el primer intento?
  • ¿Qué ocurrirá –o no ocurrirá- si no lo intentas?
  • ¿Cómo resolvieron otros antes de ti tus mismos errores?

Es probable que en tu vida cometas errores, dudes, seas criticada o incomprendida, y te sientas vulnerable. Es completamente normal y forma parte del proceso. Los errores hacen caer tus corazas, expanden tus límites, ¡son tu práctica espiritual!

No eres perfecta y también es cierto que nadie conocerá el día de la perfección en vida. ¡Qué democrática es la imperfección! Nadie es perfecto -o todos somos imperfectos-. La psicología lo tiene claro y califica la necesidad de perfección como “trastorno mental transitorio”.

Para comprobar mi posición ante un error uso 5 preguntas:

  1. ¿Cuándo no se da el error?
  2. ¿Cuándo empeora el error?
  3. ¿Cuándo se resuelve el error?
  4. ¿Qué o quién lo hace mayor?
  5. ¿Cuándo y cómo lo solucioné antes?

En la vida, lo que uno desea unas veces se consigue a la primera y otras no; y en ambos casos, casi nunca pasa nada de mayor importancia. Yo mismo he cosechado más “resultados no deseados” de los que me gustaría admitir. Son lo normal cuando se actúa. Son parte del lote.

Nadie se equivoca tanto como quien no lo intenta nunca.

A fin de cuentas, dentro de unos años, ¿alguien va a acordarse de los pequeños errores de hoy? Claro que no. En ese caso, tampoco deberías preocuparte ahora.

Cada vez que declares una culpa, un fallo, un error, tuya o de los demás, ten presente que la vida nunca os juzgó. Si quieres honrarte, deshazte de todo lo que te hace sentir imperfecta; recuerda que si respondes a la culpa y la imperfección, estropeas tu inocencia esencial innata.

Fracasar no es lo mismo que fallar, fracasar es no intentarlo o abandonar tar la primera intentona.

El fracaso, en realidad, acontece cuando:

    • Te enamoras de tu éxito
    • Dejas de mejorar
    • Te anestesias con el elogio
    • Juegas a la defensiva
    • Proteges tu éxito
    • Dejas de asumir riesgos
    • Tratas de defender una reputación
    • Te duermes en los laureles

Un “error” es una respuesta correcta a una pregunta equivocada. Y nos “extraviamos” cuando el sentido de la dirección es inoportuno para nuestro proceso de aprendizaje. Entonces, la vida nos lo hace notar -para que corrijamos- mostrándonos un “resultado mejorable” -llamado comúnmente “error”- y acto seguido nos concede una oportunidad para corregirlo de inmediato.

Un error solo lo es cuando lo cometas dos o más veces.

A lo largo de la vida, todos hemos cometido “errores” porque nos hacían falta para seguir avanzando. Personalmente hoy me alegro por haber cometido mi cuota de “resultados mejorables” por lo mucho que me han ayudado a ser alguien mejor. Gracias a esta perspectiva compasiva me libro de la carga de la culpa por lo que hice, o dejé de hacer en el pasado, y del temor a repetirlo en el futuro. Siento que ya es hora de aprender que no existen “errores” ni “fracasos”. Tan sólo existen “resultados mejorables” en un caso, y “abandonos prematuros” en el otro.

Un “error” no supone una negación, sino más bien un resultado que lleva adherida la información necesaria para el siguiente intento. Cuando la vida nos dice “no” a algo, se trata más de un “retraso” que de una negación. La inteligencia del universo usa los errores patra decirnos que cierto camino no es el adecuado para llegar a nuestro destino pero en ningún momento nos niega ese destino. El Universo está lleno de paradojas y de caminos zigzagueantes. Vivimos en un planeta de gente perfecta, creyéndose imperfecta, de camino a la perfección mediante el aprendizaje de una vida.

Si te gustó este artículo, quisiera enseñarte a convertir tus errores en oro. www.institutodeexpertos.com

Por qué la gente está “atrapada” en un salario pero cree que es su liberación

Salario Fijo: No es liberación

Un puesto de trabajo es un mal con apariencia de bien, un caramelo envenenado: no te da libertad, no te permite ser dueño de tu tiempo, no te permite ganar apenas nada, no te deja elegir qué harás, no te da seguridad…

Y aún así, la mayoría desea un empleo desesperadamente, una nómina y un jefe al que obedecer. La causa de esta confusión empieza en la escuela y en casa cuando nadie da alternativas a un vivir de “curro”, y así parece un modelo de lo más normal del mundo. Frecuente sí, pero de normal no tiene nada, más bien es una anomalía.

Piensa en ello: un sueldo es un ingreso fijo (a la baja), pero los gastos de la vida son variables (al alza) empezando por la hipoteca que está contratada a interés variable y que habrá de subir dado los irrealistas tipos de interés tan bajos.

¿No es una locura tener ingresos fijos a la baja y gastos de la vida variables y al alza? Financieramente es una trampa.

Un salario fijo es una trampa porque no es escalable, no puede ir a más, sino todo lo contrario.

Un ingreso variable es escalable por definición y puede aumentarse si se adquiere la habilidad para ello (El Código del Dinero da las pautas para ello). Un sueldo no se puede duplicar de un año para otro, los beneficios de un negocio sí pueden con esa habilidad. ¿Ves la trampa del salario?

Los sueldos seguirán bajando en las próximas décadas porque hay más gente que busca un puesto de trabajo que puestos de trabajo disponibles. Es la ley de la oferta y la demanda, no es la crisis. De modo que los sueldos seguirán bajando y bajando… pero tus gastos seguirán subiendo y subiendo, al igual que la hipoteca y los impuestos.

La próxima burbuja fiscal consistirá en el estallido de la carga impositiva que los ciudadanos habrán de soportar para pagar la factura de la crisis y la mala gestión de los políticos.

Lector, huye de vivir de un empleo cuanto antes, crea tu plan B, tu plan de pensiones privado, tu máquina de imprimir billetes… Y despide a tu jefe, no creas en la trampa que supone el modelo laboral de vender horas a una empresa a cambio de una cifra.

Busca opciones, alternativas, otros modelos, nuevos paradigmas… algo que cuadre con tus valores y talentos.

No vayamos a creer ahora, en medio de una crisis, que un empleo es lo mejor del mundo. En el fondo, es el principio del final, más de lo mismo, y un modelo de economía personal que no conduce a gran cosa.

Un empleo debería ser un ingreso transitorio, provisional, para empezar, pero sólo el primer paso de un largo periplo profesional bajo otros roles más satisfactorios y con más posibilidades.

Leo al economista Santiago Niño Becerra, que es de los pocos que habla claro, cuando escribe…

“¿Qué sucede hoy?, pues que 1) cada vez hace falta menos factor trabajo para fabricar lo que haga falta en las cantidades que hagan falta, por lo que 2) la oferta de trabajo es superior a la demanda, máxime teniendo en cuenta 3) que la tecnología productiva cada vez es más barata, más sofisticada, y más sencilla de utilizar.
Que el precio del trabajo haya perdido poder adquisitivo lo que indica es que ese factor es necesario en una medida cada vez menor y cada vez más especializada y en momentos más concretos; por lo que pienso que no es cierto que la caída de los salarios medios sea temporal: es una tendencia que no tiene marcha atrás, ni en España ni en ninguna parte, incluso suponiendo una caída enorme de la población activa.
De momento, pienso, el poder adquisitivo de los salarios medios continuará cayendo. Y lo sucedido en España en relación a la filtración sobre una teórica y no confirmada propuesta de una entidad financiera para reducir hasta el 50% de los salarios, no es más que penúltima manifestación de lo dicho”.

Más claro no lo sabría expresar. ¿La respuesta? Emprender tu multinacional unipersonal con base en Internet. ¿Te suena bien? Pues espera a probarlo.

Si te interesó este tema y cómo darle una solución radical, visita mi web: www.institutodeexpertos.com y descubre la emergente clase profesional de los expertos, los líderes de la nueva economía.