Entradas

Sal de las apariencias

Bien sabes que el consciente, a través del pensamiento, de la imaginación, sobre todo del sentimiento, y de esa imaginación sentida… imprime en el subconsiente, el cual, es la causa de todos los hechos que ocurren en tu mundo. Tu subconsciente es la causa y tu subconsciente está imprimido por tu consciente, así que tu subconsciente tiene que expresar todo aquello que ha sentido impreso por tu mente consciente.

Tu subconsciente no valora, no juzga, simplemente ejecuta, convierte en hechos todo aquello que se sembró en él.

Me has oído decir muchas veces que creas lo que eres, no creas lo que deseas, ni siquiera lo que piensas, creas exactamente aquello que eres en este momento; por eso es importante cómo te sientes cuando imaginas lo que deseas.

Te ruego que niegues, la falsa evidencia de los hechos presentes, o las apariencias, porque ellos simplemente reflejan el pasado, lo que tú sentiste en algún momento y que con el tiempo se ha convertido en tu realidad presente.

Tienes lo que has sentido antes.

Así que niega la falsa evidencia, sal de las apariencias, y mantén esa emoción de lo deseado; si la mantienes el tiempo suficiente verás en la realidad aquello que deseas ahora. Por eso te decía que un cambio de sentimiento, es un cambio de destino, lo escribí en mi libro El Coach Iluminado, y también lo mencioné en el Código de la Manifestación. Dos obras que te situarán en un nivel de conciencia difícil de explicar con palabras.

Un cambio de sentimiento, acerca de ti y de tu vida, de quién eres, es un cambio de tu propio destino.

Mira este video:

Hazte con este video entrenamiento:

La vida impersonal

Seguramente, hasta el día de hoy, te has tomado las cosas de una forma muy personal, te has tomado las cosas muy a pecho, que se dice. Has creído que alguien estaba contigo, o que alguien estaba en contra de ti, y eso ha sido precisamente la causa de tu sufrimiento.

Tomarte la vida de una forma personal hace sufrir… y fíjate que, en resumidas cuentas, todo es un juego de personajes. Nadie ve a nadie, simplemente unos personajes se enzarzan con otros de una forma afectiva o todo lo contrario de una forma conflictiva.

Nadie ve a nadie porque nadie conoce a nadie.

Pero si lo ves con perspectiva, te das cuenta de que todo es un juego de personajes de rol, nadie ve a nadie; así que lo que te propongo en el libro El Coach Iluminado es que adoptes una vida impersonal, eso significa deshacerte y desidentificarte de tu ego. No vas a perder nada, no te preocupes, siempre tendrás al ego ahí esperando, dispuesto a volver a tomar el control de tu vida, no pierdes nada.

Lo que te propongo es un buen negocio, fíjate que el ego es el origen de todos tus problemas, así que dejarlo a un lado va significar el final de tus conflictos y además vas a ganar todo, porque en el fondo dejas nada, este es un buen negocio: dejas nada y ganas todo.

Dejas nada para conseguir todo.

Dejas nada porque el ego es nada, es una invención, es un concepto, es una idea nada más; y al dejar ese concepto , que es nada, consigues todo, consigues la presencia, consigues la verdad; así que no hay nada o nadie a quien defender y no hay nadie a quien mejorar o a quien ganar.

Fíjate qué descanso, qué descansada será tu vida cuando entiendas que no tienes que defender a tu personaje de nadie o de nada. Y que tampoco hay que mejorarlo, nunca hay nada que mejorar, nada que defender, este es el gran beneficio de este cambio; y no, no dejas nada, como te decía en realidad estás consiguiendo todo a cambio de dejar nada.

Una vida impersonal es el mayor logro de la conciencia.

Yo creo que este es un muy buen trato; y en el fondo, quien está alcanzando esa iluminación, esa realización, es el espíritu que ya está iluminado. Solo el ego pretende iluminarse, pero eso es imposible, porque nada no puede conseguir alguna cosa, lo que es inexistente, nada puede conseguir; sin embargo el espíritu, que lo es todo ya lo está, ya está iluminado, de hecho es luz, pura luz. Así que lo que te propongo es una vida impersonal para que te reencuentres con tu auténtica identidad.

Ve el video…

 

Puedes leer el libro, disponible en…

Sigue el video curso, para profundizar más…

Tropezamos con el propio EGO

Tropezamos con el propio EGO

Las personas no consiguen aquello que desean en la vida porque están renunciando al poder que puede crearlo. ¿Y cuál es ese poder que puede crearlo?, bueno pues su auténtica entidad.La gente confunde su personalidad con su identidad real. No somos nuestro ego, aunque lo usemos.

El ser humano desconoce al 100 × 100 quien es, y cómo desconoce quien es, desconoce el poder que puede manifestar sus deseos. Y quién puede pensar eso, pues sólo puede pensar eso una identidad falsa e impotente.Cuando conectas con tu identidad real, sabes de qué eres capaz y lo materializas.

Todos tenemos una identidad inventada, le llamamos ego cuando le ponemos este nombre la gente ya sabe que me refiero. El ser humano se identifica con una identidad ficticia carente de poder; y claro, desde ese punto carente de poder, no tienen la capacidad de manifestar las cosas que desean, lo que puede hacer sólo el ego es luchar; y a veces consigue cosas el ego, es a base de lucha, de sufrimiento, de esfuerzo… Buff, qué cansino es todo esto.

Si quieres saber más, mira este video:

Después de ver el video, si te entraron ganas de seguir aprendiendo conmigo, puedes visitar mi tienda on line donde encontrarás materiales de alto impacto en tu vida y profesión:

Vive tu propósito

Tiempo de lectura, hoy una novedad editorial… Te presento el “post invitado” de Alberto Blazquez, coach y autor de “La estela de Isaac”: Vive tu propósito.

“Recuerdo hace mucho tiempo cuando tenía alrededor de 14 años que estaba junto a mi madre y mi tía compartiendo un rato con ellas en una soleada tarde de verano en Mallorca. Para aquel entonces, hablábamos entre nosotros sobre mi futuro. Mi tía remarcó que era muy importante que hiciese algo que me gustase, con propósito y que permitiese expresarme totalmente. Leer más

Levántate temprano y tendrás éxito

Las primeras horas del día son las más importantes de tu jornada. Siempre, cada día. ¿Puedes permitirte el lujo de desaprovecharlas?

En este post, las razones por las que las personas que madrugan, y se enfocan a su prioridad, son las personas de más éxito y que consiguen sus metas (ya sea escribir un libro, cuidar de sí mismas o sacar adelante un negocio propio desde casa).

Una persona de éxito se levanta tres horas antes en comparación a una persona promedio.

 

Tres horas extra al día, en la calma del amanecer, es una ventaja insalvable para su competencia o el resto de los mortales. Son una eternidad, un plus insuperable. Imagina leer durante dos horas cada día más una hora extra de meditación y yoga. Exacto: te hace imbatible.

¿Qué más se puede hacer antes de la salida del sol?

  • ejercicio: sal a correr o haz yoga en casa
  • lee buenos libros
  • medita
  • programa el día
  • responde emails
  • escribe tu libro
  • desayuna espléndidamente
  • trabaja en tu mayor sueño
  • conecta con tu pasión
  • escribe en tu blog (como yo ahora mismo)

Si eres un pequeño emprendedor, puedes planificar tu jornada, crear estrategias, centrarte en las prioridades.

Madrugar y aprovechar esas primeras horas tiene ventajas:

  • no tendrás distracciones
  • rindes más, estás más fresco
  • nadie te interrumpe
  • sientes que estás avanzando
  • consigues una delantera insalvable
  • marcas la tendencia del día
  • dispones de más tiempo, de más vida
  • la tranquilidad de saber que el día te cunde
  • puedes contemplar el amanecer cada día
  • puedes escuchar el silencio

¿Y dormir? Tranquilo, ya dormirás cuando mueras, hay tiempo para eso. Por ahora…

Entra en el club de la “gente de la mañana”, los triunfadores.

 

Toda la gente a la que admiro, se levanta incluso antes que yo, que ya es decir.
No es extraño que hagan lo que hacen y consigan lo que consiguen. No es suerte. No son genios. Son personas aplicadas, enfocadas, disciplinadas.

Hay cosas que NO te recomiendo hacer por la mañana (déjalo para más tarde):

  • ver noticias en internet o en la TV
  • trastear en las redes sociales
  • escuchar la radio
  • navegar en internet
  • tareas anodinas o mecánicas
  • limpiar la casa

Son tus horas de alto rendimiento, dedícalas a lo prioritario, a crear tus sueños más salvajes, a prepararte para el éxito en una faceta personal o profesional. Por lo tanto, haz ver a tu familia que ese tiempo es tuyo y que no deseas que lo invadan con peticiones.

No puedes comprar más tiempo pero puedes aprovechar el que tienes. La vida está hecha de tiempo, el tiempo es la materia prima de la vida, el tiempo es vida: úsalo intensamente. Cuando se va ya no vuelve. Es tu mayor riqueza. Sé más rico dándote más tiempo.

Y si no eres de mañanas, empieza creando el hábito de madrugar en tramos de 15 minutos. Añade cada semana 15 minutos a tus horas de la mañana. En mi caso, me levanto entre las 5:30h y las 6h. A veces antes. Y no tengo que cumplir con ningún horario de trabajo y además trabajo en casa… ¿imaginas de cuánto tiempo dispongo antes de que se levante el resto de mi tribu?

Quiero que cumplas tus sueños, te enseñaré cómo.

Por qué los coach buscan clientes y los clientes no les buscan a ellos

Los coach andan ocupados buscando su próximo cliente, preocupados por llenar su agenda con horas concertadas para conseguir la noble tarea de “vivir del coaching”. Ahora mismo hay muchos coaches en el mercado, pero que realmente vivamos del coaching somos pocos, muy pocos. Y es que en las escuelas de coaching enseñan bien poco sobre cómo posicionarte en el mercado, cómo diferenciarte de otros colegas, cómo ser visible en la red; y en definitiva, cómo conseguir “llenar hasta la bandera” tu agenda de citas para entregar coaching a los clientes. Con un título, con ser coach, no basta; es preciso que los clientes te busquen a ti y no tú a ellos.

Veo ahora mismo un mercado y una profesión creciente, buenos profesionales, psicólogos interesados en reinvertarse como coach, personas que buscan una salida profesional en el coaching, y también impostores y advenedizos dispuestos a vivir del cuento… Es difícil diferenciarlos, por un momento pongámonos en la piel del potencial cliente: ¿cómo elegir tu coach? Difícil, miro el mercado, examino sus tarjetas de visita, rastreo sus webs… y ni siquiera yo sabría cómo escoger uno, me parecen todos iguales. O casi todos.

La última anécdota proviene del software que uso para enviar newsletters, el cual califica como “spam” la palabra “coach” y “coaching”. Da que pensar, ¿verdad?. ¿Es el momento de reinventar la profesión? ¿De elegir otra palabra? ¿Incluso de abandonar el coaching convencional? Que cada uno haga su reflexión, yo hice la mía. Y desde mi percepción, la palabra “coach” ahora mismo ya es un serio obstáculo para la diferenciación del profesional que se dedica a esta noble profesión. Calificarse como coach es el primer problema del coach.

Pasar de buscar clientes a ser buscado como coach por los clientes es un proceso del propio coach. Escribí mi e-book “Coaching para Milagros” para ayudar a los profesionales de la ayuda (sean: coaches, terapeutas, psicólogos, conferenciantes, profesores…). En sus páginas coleccioné las técnicas de marketing personal que llenan una consulta. Es el resultado de años de práctica profesional. No es algo que me han dicho, es algo que he hecho; esa es la gran diferencia entre la teoría y la práctica.

Si eres coach deseo que triunfes como tal. Cuando eso suceda, y como coach “mueras de éxito”, te ayudaré a solucionar tu nuevo problema (ahora no tendrás ni una hora libre, la agenda llena, la consulta a tope… pero sin un minuto para ti mismo). Te ayudaré a vivir como coach pero sin vender todas tus horas dando coaching. ¡Como me pasó a mí!

Pero eso será el contenido de otro libro y de otro post.