Entradas

¿Por qué a la gente, de pronto, le va mal?

La pregunta del encabezado se responde con una simple afirmación: porque activan «El síndrome de Repente».

¿Y qué es ese síndrome?

En la economía, esto ocurre muy a menudo, y es que de repente (aparentemente)… las finanza van mal. Parece que de pronto la economía se tuerce. Por ejemplo, en occidente, en los primeros años del milenio, iba todo muy bien, todos compraban pisos, coches, se endeudaban, estaban todos muy contentos con gastar y gastar, y de repente… en 2009 todo empezó a ir mal, ¿y por qué?, porque se habían activado durante décadas las semillas de una crisis necesaria e inevitable.

Pero si hicimos lo que nos decían: habían pagado la hipoteca, habían sido buenos consumidores, habían firmado créditos y los pagaban religiosamente… ¿cómo es que ahora todo va mal? Aquí entra en juego el síndrome de repente. Y que quiere decir que parece, que las cosas suceden de repente. Sin causas, porque sí. Y no, nada pasa de repente. Todo tiene una causa o muchas…

La crisis del 2009 se ganó a pulso entre todos. No hay culpables. Todos la sembramos y es por ello que la cosechamos. En todos los asuntos de la vida ocurre igual. El síndrome de repente es una falacia.

Todo tiene una causa, y si no la conocemos es por confusión, pero todo tiene una causa. Nada pasa de repente, es una ilusión mental, este no es un universo repentino, es un universo causativo, en el que todo tiene una causa previa.

Si quieres saber más, mira este video:

Y una última recomendación:

youtube,canal,raimon samso

Es más importante ser que hacer

Ser es más importante que hacer. Le llamo Super Coaching. elevar el nivel de la conciencia para conseguir más haciendo menos.

Nuestra vida ha llegado al punto de hoy porque es un recorrido muy largo de muchas decisiones seguramente muy pequeñas, pero que nos han llevado a donde estamos hoy. Somos el resultado de nuestras elecciones anteriores sumadas.

Así que si miramos hacia atrás, veremos que muchas decisiones -seguramente muy pequeñas- que tomadas inconscientemente nos han llevado a estar donde estamos, y es algo a tener siempre presente porque el futuro va a ser el resultado de las decisiones que tomemos a partir de mañana. Hoy incluido. Hoy estás eligiendo tu mañana.

Te recomiendo en el libro SuperCoaching que no seamos «el de siempre». Ese consejo que se suele dar: «sé tu mismo», es muy poca cosa. Es hasta peligroso porque ser  uno mismo, está bien, pero creo que todos aspiramos a algo muy superior. Alguien más real, más ilimitado, porque la persona que nos ha llevado a donde estamos hoy no nos puede llevar más lejos. Ya dio todo de sí… toca pasar a otro nivel.

Si quieres saber más mira este video:

Si quieres avanzar en esto, hazte con el video curso Supercoaching:

Marketing Espiritual

Marketing espiritual

Estoy aquí para hablar de un marketing diferente, no es el marketing digital, no es el marketing convencional, todo eso está bien, está muy bien hacer todo este tipo de marketing, yo lo hago de hecho, me gusta hacer cosas… Pero llega un momento en la vida en la que no hay que hacer nada de nada, no se si muchas personas sienten esto mismo.

Sentor el momento en que uno tiene que dejar de hacer y dejar que se haga al margen de uno.

Y eso es el marketing espiritual, de lo que voy a hablar en este video. No es una no acción exterior, sino que es una acción interior, es silenciosa pero es acción espiritual.

Y de hecho esa acción interior es más difícil que la acción exterior, porque cuando uno necesita ganarse la vida y te obligas a parar un momento, parece como que no puedes, que necesitas hacer cosas. Y lo que tienes que hacer es permitir que las cosas ocurran por sí mismas.

Si quieres saber más, mira este video…

Tiempo de leer un libro que te cambiará todo…

 

Descúbrete a ti mismo en el Yo Soy

Para evitar todos nuestros sufrimientos, creo que deberíamos saber quiénes somos en verdad; es decir, llegar al Yo Soy real.

Si descubrimos el ser esencial que en verdad somos descubriremos un Ser: capaz, potente, ilimitado, infinito, completo, libre de sufrimiento, libre de miedo… ¿No vale acaso eso la pena? Es lo que todos andan buscando pero le llamaban «felicidad» sin darse cuenta de que lo que más necesitaban era descubrirse a sí mismos en el Yo Soy.

Ese auto reconocimiento es la  primera labor que tiene ante sí un ser humano, antes de nada debe saber quien es y por tanto también así reconocerá a los demás. Cuando uno sabe quién es, sabe también quién tiene delante no.

Cuando uno sabe realmente quien es, vive desde el Yo Soy, deja de identificarse con su identidad construida, el rol que inventó: de padre o de empleado, de un cuerpo, de sus ideas, gustos, aversiones… solo entonces sabe realmente quién es, sabe que es un Ser de consciencia, y entonces su vida continúa con sus imperfecciones que ahora le parecen perfectas o irrelevantes.

Sobreviene la paz.

Si quieres saber más, mira este video:

Tropezamos con el propio EGO

Tropezamos con el propio EGO

Las personas no consiguen aquello que desean en la vida porque están renunciando al poder que puede crearlo. ¿Y cuál es ese poder que puede crearlo?, bueno pues su auténtica entidad.La gente confunde su personalidad con su identidad real. No somos nuestro ego, aunque lo usemos.

El ser humano desconoce al 100 × 100 quien es, y cómo desconoce quien es, desconoce el poder que puede manifestar sus deseos. Y quién puede pensar eso, pues sólo puede pensar eso una identidad falsa e impotente.Cuando conectas con tu identidad real, sabes de qué eres capaz y lo materializas.

Todos tenemos una identidad inventada, le llamamos ego cuando le ponemos este nombre la gente ya sabe que me refiero. El ser humano se identifica con una identidad ficticia carente de poder; y claro, desde ese punto carente de poder, no tienen la capacidad de manifestar las cosas que desean, lo que puede hacer sólo el ego es luchar; y a veces consigue cosas el ego, es a base de lucha, de sufrimiento, de esfuerzo… Buff, qué cansino es todo esto.

Si quieres saber más, mira este video:

Después de ver el video, si te entraron ganas de seguir aprendiendo conmigo, puedes visitar mi tienda on line donde encontrarás materiales de alto impacto en tu vida y profesión:

Cambio de hábitos

TRES IDEAS PODEROSAS:

No hay que luchar contra un hábito, sino sustituirlo por otro mejor, buscar el contra hábito que queremos implantar. Y no buscar motivaciones externas sino internas. Por ejemplo: adelgazar no para gustar a otros, sino para gustarte a ti, dejar de fumar no porque lo prohíban, sino porque mereces ser libre.

 

Entender la estructura del hábito para poder cambiarlo: el hábito es un bucle de 3 pasos: señal-rutina-recompensa. Se trata de mantener la señal y la recompensa, pero con una rutina nueva más ventajosa. Ejemplo: “Me pongo nervioso-Fumo-Me relajo” cambiarlo por “Me pongo nervioso-Respiro hondo-Me relajo”. Cambio de hábito… Ejemplo: “Tengo hambre-Abro la nevera-Me sacio” cambiarlo por “Tengo hambre-Voy al frutero-Me sacio”.

 

Aprovechar los momentos idóneos para cambios de hábitos: principio de año, inicio de curso, cambio de casa, cambio de trabajo, separaciones, nacimiento hijo, vacaciones, crisis… y envolverlos de un entorno favorable: lugares, personas, cosas. Por ejemplo, para hacer más ejercicio: ir a un gimnasio más bonito, ir en compañía, y comprarse un equipo adecuado. De este modo no necesitas esforzarte tanto y delegas esfuerzos en el entorno.

Leer más

La Única Decisión

Siempre escucho decir que la vida es compleja y que hay muchas decisiones que tomar. Algunas difíciles, otras pospuestas, pero siempre inciertas. Visto así, no me extraña que muchas vidas sean tan complicadas.

He entendido finalmente que hay una Única Decisión que tomar.

Y sé que todas las decisiones que yo creía tomar antes no son más que versiones repetidas de la Única Decisión. Y que cuando se toma la Única Decisión, todas las dudas e incertidumbres se acaban disipando. En realidad, no hay nada que decidir salvo una cosa.

Si estás listo voy a revelarte la Única Decisión. Leer más

Aprende sólo amor

Tal vez creas que hay mucho que aprender para ser una persona feliz, profunda, espiritual, sabia… pero sólo hay una lección. Una única enseñanza es necesaria. Y se resume con esta palabra:

Amor.

 

No me refiero a un amor de pareja o de padre o de hijo… es amor a todo y a todos, es incondicional, sin contrapartidas. Y es el efecto inmediato de entender qué es la vida y qué es todo lo que conlleva. Es muy fácil amar entonces.

UCDM dice que enseñes sólo amor ya que eso es lo que eres. Me parece un consejo sabio. Nuestra esencia es el amor y eso nos iguala a todos, lo que hemos de aprender es a reconocer el amor en cada persona y situación. No es difícil: ellos son amor, tú eres amor.

Cada vez que he sufrido fue porque olvidé, o pasé por alto, esta verdad. La única elección es amor o temor. Y es triste comprobar cómo la humanidad, en un 80%, aún vive en el miedo, para el miedo, con el miedo y alimentando el miedo. No es de extrañar que la vida  resulte tan dura.

Después de recibir Un Curso de Milagros empecé a cuestionarme esta elección en cada acto cotidiano: ¿quiero ver esto desde el amor o desde el temor? Y ésta es la parte práctica de este post. Hazte esa misma pregunta cada día, docenas de veces, hasta que sea un hábito el reenmarcar cada situación difícil desde el amor y no desde el temor (como te programaron para hacer).

¿Sabes?

  • Cuando ayudas a otros no sientes temor, sólo amor
  • Tus hijos sientes el amor o temor que transmites
  • Siempre puedes entregar una situación al amor
  • No eres una víctima del mundo que ves
  • El amor es real, el temor una invención del ego
  • O vives desde el amor o desde el temor

Aprendes lo que enseñas, así que enseña amor como única forma de aprenderlo. ¿Cómo enseñarlo? Compórtate desde la paciencia, la confianza, la compasión, la comprensión, la aceptación, el no juicio, la paz… y enseñarás amor a todos. Y en eso te convertirás. Y tendrás todo eso porque tú te lo habrás dado.

No digo todo esto para ser «bueno», o «ganarte el cielo», eso son tonterías. Lo digo para tu propio bien y tu felicidad. Que es la de todos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nunca estás molesto por la razón que crees

Nuestro sistema de percepción confirma la creencia de que estamos separados de todo y de todos. Como los sentidos no dejan de alimentar esta creencia, la percepción de la separación cobra credibilidad; y ya ni cuestionamos la realidad.

Al creer que somos entidades separadas (personas, empresas, países, religiones…) surge el temor. ¿Quién tiene razón y quién se equivoca? ¿quién ganará al otro? Y el miedo por mantener las supuestas diferencias alimenta la agresión y el conflicto. Por eso la humanidad vivirá una guerra tras otra hasta que no resuelva el paradigma de la separación. Como este paradigma no es algo ni que se vaya a discutir… la humanidad luchará y sufrirá.

Como personas, vernos separados de los demás convierte la vida en una competición.

Leer más

Sanar la actitud o el final del sufrimiento

¿Qué significa sanar la actitud? Es aplicar la solución a cualquier (sí, a cualquier) problema de la vida, donde debe ser aplicada: en la actitud personal, que es un reflejo de la percepción o la forma de entender. Esto implica que no son las situaciones o las personas las que nos hacen sentir mal.

Nadie ni nada te hace nada, todo es una creación tuya.

No nacimos para arreglar el mundo, ni nuestra vida, ni ser «mejor», ni cambiar a los demás… Para ser feliz basta un cambio de actitud y experimentar otra realidad muy diferente. No hay ninguna causa ahí afuera que pueda ser la responsable de cómo nos sentimos ahora. Es una elección. Leer más