Entradas

Por qué un yogui se hizo soldado… y cambió el yoga por un fusil

De  entre las muchas historias que han llegado a mí, la que sigue es una de las más insólitas e increíbles. Me contó una buena amiga la existencia de un profesor de yoga cuya historia me resultó tan extraña que quise conocerle y le pedí que me lo enviara al gabinete de coaching por si podíamos hacer algo por él. El profesor de yoga acudió a mi encuentro aunque por desgracia no quiso dejarse ayudar por el coaching y así su destino quedó echado.

El profesor de yoga, al que llamaremos Amadeo, para preservar su anonimato había abierto un centro de yoga en la provincia de Barcelona. Pero a pesar de que era muy bueno, las cosas no le iban bien. Sus grupos eran pequeños y no contaba con los suficientes abonados para mantener el centro de yoga y pagar sus cuentas.

¿No es esta una historia frecuente? Buenos profesionales en su campo con malas cifras en sus cuentas bancarias. Te aseguro que esta historia es tan triste como frecuente. A mi despacho de coaching acuden infinidad de profesionales que están hartos de no ganar lo suficiente.

Son buenos profesionales, sin marca personal.

Amadeo era muy bueno en lo suyo (el yoga) pero muy malo gestionando un proyecto, promocionándose, ganando dinero… La cuestión es que Amadeo se planteó cerrar el centro y buscar un ingreso fijo, seguro, conocido… ¿y qué se le ocurrió? Hacerse soldado. Como lo lees. Y de este modo cambió la esterilla de yoga por un fusil, aunque yo por más que lo pienso no llego a imaginármelo. Por cierto la palabra “sueldo” proviene de “soldada” la paga del soldado…¿cuántas personas hoy día están vendiendo su alma por una soldada?

Soy coach, me va muy bien, tengo más clientes de los que puedo atender porque tengo el sistema que funciona; y voy a compartirlo con todo aquel que quiera escucharlo. Yo quiero ayudar a los profesionales de la ayuda a otros para que no tengan que empuñar un fusil y traicionar así sus valores. No quiero que buenos profesionales pasen de ayudar a otros a encañonar a otros. Mi deseo es que vivan muy bien de la profesión que eligieron; y no que se tengan que buscarse un sueldo “en lo que sea” para acabar ganando lo que sea.

Trabajar para ganar dinero nada más es intolerable.

Con esa intención escribí el ebook: “Coaching para Milagros”, el libro digital para personas que quieren hacer estallar de éxito su consulta, conseguir más clientes y ser una referencia en su mercado. Puedes descargarlo en mi tienda: www.tiendasamso.com Espero que te sea útil y que nunca, nunca, jamás de los jamases, le des la espalda a un proyecto de ayuda por tener que ganarte el pan en algo sin significado y contrario a tus valores.

Amén.