Nunca te enfadas con quién tú crees

Nunca te enfadas con quien tú crees.

¿Qué afirmación tan extraña verdad?, déjame repetirla: “nunca te enfadas con quién tú crees”.

Entonces, si es así, ¿con quien me estoy enfadando cuando estoy enfadado?, déjame que te explique…

Cuando te enzarzas en un conflicto, en una discusión, en una pelea… en realidad no estás viendo a nadie real ahí. Simplemente ves un concepto de alguien, ves un ego de alguien, ves la idea que tienes tú de ese alguien, con la cual te enfadas: una personalidad o personaje pero no un Ser.

Sí, no te enfadas con el Ser que hay más allá de la personalidad, te enfadas con la opinión que tienes del otro, te enfadas con lo que sabes o no sabes de esa persona, con su iamgen: su lustroso ego.

En definitiva te enfadas con un concepto…¿ves como no te enfadas con nadie?

Si quieres ver más da click aquí

Si quieres profundizar, lée el ibro:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *