No eres tú (ego) el origen de tu abundancia

Una de las cosas que las personas desean es no vivir dentro de esa nube de insuficiencia. Nadie quiere vivir desde la carencia, desde la falta, ausencia o desde la pobreza.

Y tenemos que entender, que el orígen de la abundancia, de la prosperidad, de la riqueza, de la manifestación, no está nunca en nuestra persona, tal y como la conocemos, en nuestra personalidad, en nuestro ego. Sino que, la fuente de esa abundancia, el suministro de la riqueza, es el YO SOY, es la presencia, es la divinidad que está en nosotros.

Yo soy todo lo que preciso.

Ya eres la esencia espiritual, que puede crear cualquier cosa en este plano. Tenemos que recordar a menudo y no olvidar, que nosotros no creamos nada. Nosotros en realidad no estamos haciendo nada, no estamos proveyendo de absolutamente nada, porque es la Presencia quien hacer eso a través de nosotros, a través de nuestro nivel de conciencia.

Yo me reclamo y me doy todo lo que preciso.

Entonces, ¿Por qué unas personas manifiestan más que otras?, porque su nivel de conciencia es diferente y se centra en manifestar lo que el espíritu crea. El nivel de conciencia es como el diafragma de una cámara de hacer fotos, que se abre o se cierra en función de la luz.

Así que lo que está ocurriendo, es que la presencia puede manifestar cualquier cosa, y sin embargo nuestra conciencia, es el que en realidad está limitando el suministro abundante.

Escucha este audio:

Sigue este video curso:

Lée este libro:

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *