Libero al mundo de mis creencias sobre cómo debería ser

Liberar de mis creencias.

¿Has pensado alguna vez que cuando calificas algo, estás afirmando cómo debe ser el mundo? Cada vez que apruebas o condenas algo lo sentencias a seguir siendo como lo ves.

La gente cree que el mundo que ve es independiente y existe por su propio lado. No duda de lo que “ve”. Y sin embargo esta normalidad es un estado de locura inconsciente, ya que las personas creen que su modo de ver el mundo es real. Incluso que éste es real.

Pero el mundo sólo tiene el significado que cada uno le da, es una proyección mental con apariencia sólida. El mundo no tiene significado por sí mismo, es vacuo o neutro en este sentido. Nosotros damos significado a todo lo que vemos.

Nuestra tarea es cambiar la mentalidad con la que miramos el mundo y el mundo se adaptará. ¿Cómo es posible esto? Porque no estamos separados de nuestra realidad así que nuestra liberación es disolver las creencias que nos separan de la paz interior.

A veces se oye que tal o cual quiere “cambiar el mundo”. El cambio del mundo empieza y termina cambiándose a uno mismo, entre otras cosas porque el mundo no existe por su propio lado y no tienen sentido tratar de “mejorar” lo que no tiene existencia real.