El amor es la alternativa de mis pesadillas y sufrimiento

Solemos pensar que aquello que nos hace sufrir tiene en algún lado la respuesta para dejar de hacerlo. Y así, una y otra vez, buscamos la solución donde no está. Por eso el mundo parece un rompecabezas sin solución.

No tenemos soluciones porque buscamos en el lugar donde no están.

Elegimos alternativas que NO lo son, remiendos, apaños, conjeturas y pruebas destinadas al fracaso y nos frustramos diciendo que la vida no tiene arreglo. Es nuestra mentalidad la que necesita un arreglo.

Elegimos entre una pesadilla y otra como si no hubiese alternativa. O sufres o sufres, pensamos. Pero siempre sin salir de ese sueño doloroso.

Parece que las alternativas son muchas y parecidas pero en realidad solo hay una alternativa válida: despertar al amor, desde el sueño del dolor para abandonarlo.

Nuestra actitud es tan extraña como lo es tratar de hallar la felicidad en múltiples caminos que NO conducen a ella. Un laberinto.

Creemos elegir, cuando en realidad solo estamos eligiendo entre una fantasía dolorosa y otra fantasía dolorosa. O sufriré por esto o por esto otro, parece que nos decimos. El caso es la pérdida de la paz interior.

Parece que en todas las elecciones hay o bien un perdedor o bien una pérdida. Pero nada más alejado de la verdadera decisión, el amor, que jamás te plantea elegir entre ganar o perder.

Hoy me recordaré que el amor es la única alternativa a mis pesadillas de sufrimiento interno. Sólo él me puede librar del dolor interior. Y ese amor no tiene que proceder a de alguien, sino de mi mismo.

El amor cumple todas mis expectativas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *