Coaching personal, Supercoaching by Raimon Samsó, aprende a ser un líder en tu ramo con mi programa experto, explota tu potencial al máximo, logra la independencia anhelada y convierte en una figura de autoridad en tu ramo. Logra todo esto mediante supercoaching, impartido por Raimon Samsó, utiliza tu conocimiento para lograr ingresos y consigue la libertad financiera y personal que tanto esperabas, ahora es el momento, comienza a emprender y suscríbete a mi página. Expresa tu mensaje y lo que tienes que decirle al mundo, comparte tu historia de éxito, como lograste la libertad y utiliza tus capacidades para lograr la vida soñada.

¿Qué es el Coaching?

Entrevista de Pedro Riba en su programa de TV: «Tierra de Sueños» a Raimon Samsó sobre el Coaching.

Un vídeo de 10 minutos para tenerlo claro.

Si te gusta, compártelo !!!!!

 

 

Audio post de L´Ofici de Viure: Comet més errors !

Els errors són una etapa a l’èxit que no convé evitar, només fracassa de veritat qui no ho intenta.

A «L’ofici de viure» de Catalunya Radio parlem amb el director de l’Institut d’Experts Raimon Samsó, i amb el coach Fady Bujana.

Programa de radio, audio post, de una hora en catalán y castellano.

Si te gustó compártelo.

El sufrimiento no forma parte de mi…

El sufrimiento no forma parte de mi.

Nunca soy aquello que siente pesar, lo que experimenta ese sufrimiento no es sino una ilusión de los que soy.

Esto no es una creencia sino un hecho que se deduce de la observación del pensamiento y de la presencia en el ahora.

Solo una mente no observada sufre porque confunde su identidad real con sus creencias.

Si sufro es porque me he contado una mentira, la verdad no duele, solo duelen los pensamientos acerca de la verdad y los hechos.

Por eso haré bien en revisar todo lo que pienso, creo, digo y hago en ese ámbito de mi vida en el que hay alguna clase de sufrimiento. Y ese dolor interno solo cesará si corrijo mis puntos de vista.

Recapitulando: lo que sufre no es parte de mi, es una auto imagen ilusoria desconectada de la verdad.

Compártelo…

No soy una víctima de las circunstancias

 

La idea de hoy no requiere que sea una creencia sin más, sino que requiere que la apliques para comprobar después si es creíble para ti.

Para ello, te propongo que examines todas aquellas situaciones en las que te sientas víctima de las circunstancias o de ciertas personas; y mientras las mantienes presentes en tu mente, respires en silencio para ti: «Hay otro modo de ver esta situación en la que que nadie sea una víctima».

Esto no es para liberar a nadie de responsabilidad alguna, sino para liberarte a ti de juzgar y culpar.

Cuando dejas de juzgar y de buscar culpables, eres por fin libre (de una forma que nunca has soñado).

Lo que te propongo no es muy difícil y puede ayudarte a recuperar tu paz interior en cualquier situación.

Si quieres ir un poco más allá, y te atreves a saltar todo el rencor y hacerlo para siempre, voy a proponerte que vuelvas a pensar en la situación que te perturba mientras repites para ti mismo: «Podría sentir paz interior en lugar de rencor». Nadie sugiere que «debas» sino que «puedes».

Una vez la mente acepta esa nueva opción, es cuestión de tiempo que se aplique.

Así que recapitulando: «No soy una víctima de las circunstancias pues puedo sentir paz interior en lugar de rencor».

Si te gustó, haz un comentario o compártelo con alguien que esté sufriendo porque se percibe como víctima del mundo.

Puedo librarme del sufrimiento así…

 

La idea de hoy es que puedes cambiar todos los pensamientos que te causan dolor. Que no es poco. Todos es todos. Vayamos allá. Lo primero que te recordaré es que un pensamiento siempre se puede cambiar, ninguna ley natural lo impide. De nuevo: todos es todos, no éste sí y aquel no… todos. Este post es para las personas que están cansadas del sufrimiento inutil.

Cada vez que sufres, te recordarás que la verdad nunca puede hacerte sufrir (para eso ya estás tú), de modo que te estás contando una historia (irreal) que te lleva a sufrir. Solo las historias mentales (fantasías y mentiras) que te cuentas tienen el poder de hacerte sufrir. El resto, lo que queda, es la verdad libre de juicios y valoraciones, apegos, exigencias y necesidades… Si entiendes esto, estás  a un  suspiro de la paz interior.

¿Cómo sabes que vives una fantasía? Porque sufres. ¿Cómo sabes que vives en la verdad? Porque estás en paz interior. Tuitéalo.

La forma de saber si vives la verdad o no es examinar si no sufres o si sufres. Son equivalentes. No son los hechos reales los que te causan dolor sino las historias irreales que te cuentas acerca de los hechos lo que te hacen sufrir.

La realidad son los hechos, no lo que te cuentas sobre los hechos.

Regla práctica: si te sorprendes ensayando mentalmente una conversación triste, te detendrás  y te harás esta pregunta: «¿A quién trato de convencer?» Porque cada vez que pugnas mentalmente con alguien o algo, abres una brecha de separación entre ambos, y en consecuencia de conflicto y dolor.

Si te sorprendes revolviendo entre recuerdos del pasado dolorosos, volverás a este instante presente y te repetirás: «La paz solo se halla en el presente».

No podrás encontrar la paz mental en el pasado o en el futuro.

¿Por qué? Porque el pasado y el futuro no existen y la paz sí existe. No encontrarás lo real en medio de lo irreal.

Y en definitiva, hoy invitarás a tu mente pensamientos nuevos, elegirás lo que piensas en cada momento (no lo que el contexto quiere que pienses) sustituyendo los pensamientos negativos por otros de elevada vibración y contenido. Esta es tu tarea práctica para hoy y los días que vengan.

Recuerda, esto es coaching para milagros, prepárate para una vida diferente.

Si te gustó, compártelo y déjame un comentario abajo.

CITA-EN-LA-CIMA

He creado mi vida tal como es… no soy una víctima

 

Lo primero que te diré es que no eres víctima del mundo que ves, porque lo que ves en tu vida es lo que has elegido ver.

Del mismo modo que elegiste ver las cosas «tal como son» puedes elegir verlas de otra manera, y lo serán.

Mientras desees verte como víctima, lo serás. Cuando ya no desees verte como víctima, no lo será. Pruébalo… Puedes aplicar esta idea a tu mundo interior y a tu mundo exterior, porque son lo mismo. No hay ninguna diferencia, recuerda que el mundo material se sustenta en el mundo inmaterial.

Lo que llamas realidad solo es un símbolo. tuitéalo.

Puedes liberarte como víctima de tus pensamientos y también de los pensamientos de los demás.

La primera conclusión de la idea de hoy es que siempre puedes ver tu mundo de otra manera. He dicho que puedes, no que sepas hacerlo. Al menos ahora. Pero puedes entrenarte; para ello te recomiendo que cierres los ojos y te repitas: He creado mi vida tal como es. Y porque fui yo quien la creó, ahora puedo elegir crearla de nuevo pero baja otra mirada.

Cuando te sientas perturbado, recuerda que siempre hay otro modo de ver y de vivir aquello que te perturba.

Compártelo con personas que estén sufriendo este momento difícil.

 

Hoy no tomaré decisiones a solas

Entonces, ¿eso significa que alguien decidirá conmigo?

Sí y no. Vamos a dejar que la inteligencia más grande que posees, tu intuición te ayude.

Hoy decidiré desde el amor y no desde el temor. (Tuitéalo)

Todos los problemas vienen de decidir primero lo que harás y luego preguntar lo que quieres hacer. Así muchas respuestas no tienen nada que ver con la verdadera pregunta. El miedo se interpone.

Las personas que deciden por su cuenta a solas (desde el ego y excluyendo la visión del amor) deciden desde el miedo o desde la necesidad de tener razón o desde no equivocarse, o desde la carencia…

Hay una lección siempre acertada: piensa en la clase de día que quieres tener hoy y repite en silencio: «Hoy no tomaré ninguna decisión a solas, desde el ego, con temor». 

Y antes de tomar ninguna decisión pregúntate antes cuál es la pregunta; porque muchas personas responden preguntas que no necesitan responder o eligen opciones que no aman en realidad. Se lían. Sufren.

Desde ahora deja que tu intuición, y el amor que la inspira, te ayuden a elegir. Hazme caso, no tomes decisiones a solas.

Si te gustó este post inspirado en Un Curso de Milagros, compártelo.

Dos micro vídeos para ti…

Un micro video para ti

Mis ebooks

Por qué un euro puede cambiarlo todo: micro donaciones

Quiero explicarte qué son las micro donaciones como las que gestiona el asombroso proyecto “Teaming” liderado por mi apreciado amigo Jil Van Eyle. Teaming es una iniciativa para reunir micro donaciones en equipo que, de forma individual, serían inviables. Jil es un amor de persona, me gustaría que lo conocieras y tiene una historia que contar que emociona.

Invita a Jil a dar una charla a tu empresa.

La forma de hacer Teaming en una empresa consiste en que cada empleado aporte un euro de su nómina a un proyecto escogido entre todos los empleados de la empresa. Un euro al mes, con eso basta. La empresa canaliza la recaudación de todos los empleados y, si lo desea, puede añadir su aportación al esfuerzo de sus empleados.

Imagina una empresa de dos mil empleados, y que la mitad eligen hacer Teaming, ya tenemos a 1000 empleados que suman 1000 euros al mes entre todos. Ahora imagina cuanto reúnen en un año: 12.ooo euros pagando cada uno sólo 12 euros al año. Ahora imagina cuántas cosas se pueden hacer en un país del tercer mundo con eso dinero… Bueno pues en el mundo hay muchas empresas y muchos empleados que quieren hacer una diferencia en el mundo.

Yo acabo de formar un grupo de coaches, como yo, que quieren dar un euro al mes a Teaming, puedes ver mi grupo en https://www.teaming.net/coaching-teaming Y te invito a formar parte de él. De momento lo recaudado va aUNICEF, porque creo que los niños lo merecen todo, pero podemos cambiar a otros proyectos en el futuro… La cuestión es ayudar haciendo un mínimo esfuerzo.

Coach, te animo a dar un euro de cada sesión de coaching o un euro al mes, pero si estás en esta profesión, como yo lo estoy, para ayudar a otros; te ruego que seas coherente y ayudes a quien más lo necesita. Haz Teaming.

Si tienes un empleo, lo mismo: un euro al mes de menos en la nómina no se nota; pero unidos a los cientos, o miles, del conjunto de la empresa, suman una cifra importante que cada mes. Una idea y un proyecto con una historia detrás que tocará tu corazón sin ninguna duda (léelo en “Teaming” y en “Cómo dejé de ser un idiota”, dos libros de Jil).

Si te preguntas qué puedes hacer por un mundo mejor, lleva el teaming a tu empresa (en www.teaming.info y www.teaming.net te ayudarán). Estos son tus “deberes para casa”. Explica este proyecto a tu director de recursos humanos y ponedlo en marcha juntos. Es lo más hermoso que puedes hacer: ayudar.

Sabes, la vida es muy corta para que encima no nos ayudemos…

Por qué «recomiendo» unos padres exitosos para tener éxito

Padres emprendedores, hijos emprendedores

¿El mejor método educativo? Hay muchos, unos mejores y otros peores, hasta los hay que llegan a lo nefasto. Pero el mejor método educativo es el “ejemplo”, sin duda. Dar ejemplo con el testimonio personal, real, cercano, vivido… no falla nunca.

Los hechos no engañan, la palabras a menudo sí. Muchas veces cuando alguien me pregunta cómo le van a ir las cosas, le pido que me muestre su agenda del año pasado y le “adivino”, con poco o ningún margen de error, su futuro: su próximo año. Los hechos, sus actividades, sus tareas… son como semillas que brotarán en el corto y medio plazo. Yo no cobro por adivinar el futuro porque es demasiado fácil. Me basta con examinar sus agendas y no me falla.

Nuestra vida es el resultado de muchas decisiones y acciones que se hemos tomado antes y también de las que no hemos tomado nunca. 

Con los hijos, el valor del ejemplo es mayor aún. Porque ellos son muy listos, llevan incorporado un detector de mentiras que sólo desconectan al llegar la Navidad. Ellos se quedan con lo que hacen sus padres no con lo que les dicen sus padres. Ejemplo: si un padre o madre le dice a su hijo/a: “lee más, hijo” y esa criatura no ve un libro en casa ni por asomo (salvo algo parecido como son las páginas amarillas), ni ve a su madre y padre coger un libro…¿qué creen que hará el hijo/a? Exacto: conectarse a la play station.

No es lo que les decimos, es lo que les mostramos lo que van a aprender.

El peor consejo que he oído es: “Hijo estudia mucho, búscate un empleo, trabaja duro y jubílate que alguien cuidará de ti”. Qué locura. Lo de estudiar está bien, aunque la formación convencional no es ni suficiente ni garantiza nada como ocurría antaño. Lo de buscar un empleo me parece pésimo. ¿Por qué esta obsesión de tener un jefe, un horario y una nómina?, no dejo de preguntármelo. El final del cuento es peor, porque todo apunta a que en el futuro nadie se va a ocupar de ti.

La alternativa es emprender un negocio propio.

Pero, ¿qué hijo va a emprender si en casa todos están empleados? ¿Dónde está el ejemplo real, vivido, de primera mano? En ninguna parte. Sería un consejo “de oídas”, teórico.

¿Quiere ser su propio jefe? Pague entonces el precio y descubra su auténtico valor. No se escude en lo falsamente seguro, se empequeñecerá y hará lo mismo con los que estén a su alrededor. Hoy le preguntamos a un/una joven qué quiere ser y responde: “funcionario/a”. Angelito/a. Ni se le pasa por la cabeza la opción de empresario/a, emprendedor/a, agente libre, freelance o lo que sea…

No le enseñe a su hijo/a que ser funcionario es un chollo, dentro de poco será probablemente una auténtica pesadilla. No le anime a lo fácil y seguro, sino a lo complejo e incierto, es así como se gestan los personajes que lo cambian todo para siempre.

Me preocupa que se enseñen en las escuelas cosas que nunca se van utilizar en el mundo real.

Me preocupa que se enseñen oficios que no existirán dentro de cinco años.

Me preocupa que se subvencionen industrias que tienen los días contados.

Me preocupa que las personas no se den cuenta que si por muchos años hay un enorme bajón de empleos disponibles, y no encuentran empleo, tendrán que crearlo ellas mismas (sí, me refiero a emprender, a crear algo de valor y a servir a otras personas). Si no encuentran trabajo tendrán que “inventarse” su trabajo. ¿Tanto cuesta darse cuenta?

A los padres y madres les animo a atreverse a vivir por un proyecto ilusionante, que concuerde con sus valores, que les exija ser creativos, apasionados, disciplinados, persistentes, estudiosos, pacientes, serviciales, autónomos, libres… porque eso es lo que enseñarán a sus hijos y no otra cosa.

Todos esos valores, hábitos y actitudes ante la vida, en este caso profesional, es lo que convencerá a los jóvenes más que mil palabras. Les animo a regalar más libros y menos video juegos, a valorar más el esfuerzo y menos la comodidad, a valorar la retribución diferida y no la inmediata.

Seamos aquello que queramos ver en el mundo, no es un pensamiento mío, lo dijo M. Gandhi: “sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. Por eso «recomiendo» unos padres exitosos para tener éxito.

Si te interesa emprender una profesión de éxito, visita: www.institutodeexpertos.com y averigua cómo tener más éxito.